“Mi viejo core no es lo que era”: Northlane, Thy Art Is Murder, Crown The Empire, Wage War y Wolves At The Gate

Northlane “Alien” (2019) UNFD
Género: Modern Metal / Experimental
Puntaje: 90/100

1

A estas alturas del partido, Northlane puede hacer lo que verdaderamente se les de la gana. Siempre tuvieron ese derecho, pero con lo acontecido a partir del 2015 con “Node” y la entrada de Marcus Bridge a la banda, la N fue creciendo de una manera tan paulatina como abismal. Quizás sigan teniendo detractores o reacios, entre los cuales a veces me encuentro, pero ni bien comienza “Details Matter”, en esa cruza de djent completamente denso y pesado y un sonido futurista venido de otro planeta. Realmente ahí es cuando cae la ficha de la majestuosidad de esta banda. Ya me había cerciorado de ello en 2017 cuando visitaron Argentina, pero creo que con esta nueva producción en la que se aventuran a experimentar con cual género que se les venga a la mente, “Alien” se consolida como uno de los discos más versátiles e interesantes del año.

Thy Art Is Murder “Human Target” (2019) Nuclear Blast
Género: Modern Death Metal
Puntaje: 65/100

2

El fenómeno Thy Art Is Murder concluyó por propagarse con aquel “Hate” en 2013 que los catapultó al frente de la esperanza del deathcore mundial, junto a Fit FOr An Autopsy y muchas bandas. Seis años después, luego de dos discos aceptadísimos y de gran nivel como “Holy War” (2015) y “Dear Desolation” (2017), y cumpliendo con la premisa de una producción cada dos años, TAIM en “Human Target” terminan por sonar cual réplica de los ya nombrados Fit For An Autopsy, adentrándose en una temática apocalíptica y preocupada por la desidia de la raza humana hacia su propio mundo e inclinándose por un carácter revolucionario y contestatario lleno de política en sus líricas. Pero “Human Target” hace agua en la repetición de la misma fórmula que los hizo conocidos. El riff de “New Gods” ya lo escuchamos en “Holy War”, los matices en “Eternal Suffering” ya fueron abarcados por el grupo, y demás ejemplos. Este quinto disco de estudio es de mucho nivel, que no se malentienda, pero Thy Art Is Murder no termina de explotar todo su potencial por quedarse en la zona de confort.

Crown The Empire “Sudden Sky” (2019) Rise Records
Género: Experimental Rock / Post Hardcore
Puntaje: 65/100

3

Comienza “20/20” y no sé si estoy escuchando el nuevo de Kasabian o a Crown The Empire. Lentamente, a medida que pasaron los años, CTE fue cambiando su propuesta hacia costados más comerciales. Y sobre todo teniendo en cuenta el aluvión del nuevo estilo que generó Bring Me The Horizon en todo momento, era cuestión de tiempo que Crown The Empire se uniera a la lista de agrupaciones que intentaran emular lo hecho por los británicos. Pero volviendo a este “Sudden Sky”, en formato cuarteto luego de la partida de uno de sus cantantes, estamos ante un Crown The Empire muy maduro, con un sentido predispuesto a realmente sonar personales, aunque algo llevados por la corriente, pero genuinos en el resultado final.

Wage War “Pressure” (2019) Fearless Records
Género: Post Hardcore / Metalcore
Puntaje: 75/100

4

El caso Wage War es uno bastante particular. Teniendo en cuenta su irregularidad a la hora de componer, ya que pasan de canciones increíbles como la inicial “Who I Am”, donde el estribillo se te va a quedar pegado hasta el año que viene más o menos, para después recurrir a tópicos habituales y algo trillados como en “Low”, dejando un sentimiento algo agridulce. Pero que Wage War es una gran banda, de eso no cabe duda. Están manteniendo bien en alto un género díficil, que se resigna a perecer. Solo para fans del estilo. Y sucumban a unos buenos breakdowns. Todavía no alcanzaron su verdadero nivel, pero están cerca de ello.

Wolves At The Gate “Eclipse” (2019) Solid State Records
Género: Metalcore
Puntaje: 55/100

5

Qué manera de arrancar un disco con una canción como “The Cure”. Wolves At The Gate siempre tuvieron esa dicotomía de sonar más experimentales que sus colegas y de adentrarse a editar discos largos de duración, que se hacen complicados a veces de captar la verdadera atención del oyente. Y desgraciadamente, en “Eclipse” vuelve a suceder. Las primeras siete canciones realmente muestran el gran talento de estos muchachos, sobre todo a la hora de diagramar estribillos gancheros y controlar una furia que pide violencia sonora a gritos. Pero después, se desinfla rápidamente, entregando temas algo de relleno que hacen mucha agua. Una lástima.

Anuncios

19° Festival de Cine Alemán: Una cita imperdible

Con la presencia del director Marcus Rosenmüller, responsable de “Trautmann”, la película que abre el 19° Festival de Cine Alemán, la muestra comenzará mañana y se extenderá hasta el próximo 18 de septiembre en las salas del Village Recoleta.

En la conferencia de prensa, además, estuvieron Maja Dimitroff, encargada de Asuntos Culturales de la Embajada Alemana; Simone Baumann, directora de German Films; Gustav Wilhem, también perteneciente a esa empresa; y Uwe Mohr, director del Instituto Goethe.

Destacado por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, durante esta semana se podrán conocer importantes títulos de la industria germana incluida “Never Look Away”, que fuera la representante ante los Oscars este año.

Rosenmüller habló sobre la vida de Bert Trautmann, arquero del Manchester City durante la década del ´50: “Lo que tratamos de hacer en este filme es hablar sobre el odio. Nací en la Baviera rural y nuestro primer acercamiento con SudAmérica fue con el fútbol. Maradona, Zico eran nuestros ídolos”.

“Trautmann” ha viajado a Suiza, Dinamarca, Francia, pero es la primera vez que lo hace junto a su realizador. Inclusive se llevó en Pekín el premio al Mejor Actor de Reparto, John Henshow, que fue el único intérprete en la mente del director cuando comenzó a gestar su obra.

Rosenmüller entrevistó al deportista durante un año y en esas notas basó su guión. A eso sumó investigación en museos de la guerra. Trautmann fue prisionero de guerra de Inglaterra, pero luego firmó contrato con el club y se quedó en el país. Allí fue cuando comenzaron las agresiones, no sólo de la prensa sino también de los hinchas. “El prejuicio siempre es más fuerte contra alguien que uno no conoce, pero cuando lo conocieron ya no se expresaban tan fuertemente”.

“Yo tampoco lo conocía, pero me di cuenta que era una historia espectacular. Podría profundizar en las cuestiones, en la culpa, en la elección que uno tiene, aunque Trautmann dice que él no tuvo opción al tener que participar del ejército nazi. Uno de los personajes es un rabino que pide que permitan que demuestre quién es a través de sus acciones”, cuenta Rosenmüller, “La escena de la matanza de un chico en el filme está basada en un fusilamiento de judíos que lo persiguió durante su vida. Fue en Ucrania y, por temor, no dijo nada. Uno tiene que agradecer vivir en una sociedad donde no te ponen en ese rol, de la pasividad por temor a perder la propia vida

“Soy un apasionado del cine. Necesito filmar. Al igual que los vinilos, el cine va a sobrevivir. El fútbol también es un fenómeno. Está en el recuerdo de la niñez e intenté recrear el fútbol cómo es en vivo, en una cancha”.

Antes de Rosenmüller, los cineastas que se habían acercado a Trautmann querían hablar de la fractura que sufrió en el cuello en la final del Campeonato de 1956, “pero lo que queríamos nosotros era distinto, y lo que más nos costó fue mostrar la parte futbolística”.

La película fue muy bien recibida en Alemania, tanto por el público como por la crítica, “aunque se dijo que era curso, y está bien porque yo también soy cursi”.

“Descubrí nuevos temas, movilizantes. Estamos en una época muy frágil, en la que hay que respetar la democracia, la Constitución”.

El protagonista, David Kross, se hizo famoso cuando protagonizó “La lectora” junto a Kate Winslet: “Leyó mucho ya que no pudo conocer a Trautmann, quien falleció en 2013. Trabajó sobre el acento de Bremen”.

 

It 2: “Sentimiento agridulce en Derry”

Tuvimos la chance de ver “It: Chapter II” antes que nadie gracias a la gente de Warner Bros. Uno de los estrenos más a tener en cuenta, y que venía siendo una de las películas más esperadas del año, sobre todo debido al gran suceso que fue su primera parte en 2017. Este 5 de septiembre, llega a nuestros cines, la segunda parte de uno de los best sellers más aclamados de Stephen King. Les dejamos nuestro punto de vista…

6

Factores a tener en cuenta:
– La película dura 2 horas y 50 minutos. En mi opinión, la primera hora y media del film es excelente, intercalando momentos aterradores propinados por un Pennywise que en esta segunda parte se lo vio algo más relegado a un segundo plano, adentrándose mucho más en las historias de los protagonistas.
– El problema de la segunda hora y media, es la constante estructura de la película. Es decir, se termina sabiendo de antemano cuando hay una situación dramática o graciosa, y cuándo surgirá la aparición del payaso y sus screamers.
– Los VFX son alucinantes, pero le pierden un poco la gracia a las secuencias de terror, quedando más como algo que visualmente queda bien, pero que se podría a ver ahondado un poco más en lo psicológico.
– La química en los actores es invaluable, y el papel de Bill Hader realmente salva la historia más de una vez, pero que lo gracioso y cotidiano termine siendo lo más rescatable, deja un lado agridulce en el resultado final.
– Los cameos de Muschietti (director) y Stephen King son realmente hilarantes, dándole un costado más humano a la trama. Ya que el director pudo darle más su impronta a la temática e historia, dándose varios gustos.
– Los guiños y easter eggs hacia Los Fuegos Fatuos, La Tortuga y demás mitología de Stephen King, dan la nota increíblemente. Ojalá en algún momento se centren más en estas cuestiones que son muy interesantes.
– La relación entre Ben y Beverly es muy bella, pero el centrar la historia en lo que es una historia de amor, pierde un poco de empatía hacia los demás personajes por momentos.

6

Conclusión:
Gran adaptación por parte de uno de los mejores directores de terror, y me atrevería a decir en general, del momento. Se sabe que es imposible adaptar en su totalidad una obra tan compleja, extensa e incluso tan macabra, que si o si debían omitirse muchas cosas. En fin, puntaje: 75/100

Especial Black Metal: Enisum, Hermodr, Ellende, Illyria y Ashbringer

Enisum “Moth’s Illusion” (2019) Avantgarde Music
Género: Post Black Metal
Puntaje: 80/100

1

Sexto disco para los italianos Enisum, que desde 2006, pese a algunos cambios sonoros, vienen incursionando en un black metal frondoso en su inspiración por la naturaleza y los sonidos boreales, entremezclado en composiciones longevas y una versatilidad que va desde un metal extremo frío hasta ambientaciones áridas que llevan por paisajes interminables. “Moth’s Ilussion” sigue la misma línea que su predecesor “Seasons Of Desolation” (2017), aunque no logra alcanzar el gran nivel hecho en “Arpitanian Lands” (2015), el cual en mi opinión, es su mejor disco hasta la fecha. Canciones que desde su emoción, pregonan un mensaje lleno de historias bellas y sentidas, adentrándose en lo que es la verdadera oscuridad y penumbra en el ser humano, pero sacado con vuelos poéticos, como si se amigaran constantemente con el dolor. Enisum siempre que edita material nuevo, conlleva un dejo de melancolía que vanagloria lo acontecido por estos muchachos.

Hermodr “Forest Sky” (2019) Wolfspell Records
Género: Atmospheric Black Metal
Puntaje: 73/100

2

En lo personal, ya cuando una banda decide llamarse por un tema de Burzum, arrancamos con el pie derecho (soy zurdo gente, disculpen el malentendido). Y prácticamente el metal negro que hacen está orientado a los 90’s más experimentales del infame Vikernes, pero con una vuelta de tuerca, sobre todo gracias a las melodías limpias y pasajes largos simples pero efectivos, que hacen que Hermodr termine saliendo bien parado en la contienda. Aunque a veces los traicione la influencia de Varg, los mejores momentos son cuando se personalizan y encuentran su verdadera identidad. Para seguidores del kvlt a los 90’s con la eclecticidad de los 00’s.

Ellende “Lebensnehmer” (2019) AOP Records
Género: Ambient Post Black Metal
Puntaje: 90/100

3

Hola, me encanta Ellende. Escuchenlos. Así de simple podría hacer esta review sobre una de las bandas austríacas de post black con mayor proyección en estos siete años de trayectoria. El comienzo de “Augenblick” y todo el tema general, se alza como una de las composiciones más ambiciosas del género en el año. Este proyecto solista de Lukas Gorsch (ex Aphotic Excess), tranquilamente se posiciona como una de las propuestas a tener muy en cuenta, que intentan cambiar el paradigma del estilo, adentrándose en costados más introspectivos y naturistas.

Illyria “The Carpathian Summit” (2019) Independiente
Género: Blackgaze / Technical Metalcore
Puntaje: 95/100

4

Australia siempre va a estar un paso adelante del planeta en el plano musical, más si a metal experimental se refiere. Y acá tenemos a Illyria, que se toman el atrevimiento de mezclar géneros tan disímiles como hermosos, como lo son el post black metal y el shoegaze, con las raíces de core de gama australiana. Riffs entrecortados y cautivantes, en el medio de una magistralidad tan pura que solo una banda de por esos lares podría causar. La originalidad y versatilidad con la que se mueven estos muchachos realmente es impactante, sobre todo para el momento en el que se piensa que está todo inventado. Bueno no, solo hay que investigar un poco más.

Ashbringer “Absolution” (2019) Prosthetic Records
Género: Ambient Folk Post Black Metal
Puntaje: 77/100

5.jpg

En el caso de Ashbringer, grandes eruditos del género, en su costado más folk y apacible, sin centrarse tanto en lo extremo, sino más en la sensación de lo hecho y en melodías que atrapen al escucha con tonalidades cristalinas y orquestaciones breves pero correctas, “Absolution” continúa la misma senda que están transitando desde aquel “Vacant” (2015). Se podría cerrar todo como una trilogía, porque al poner los tres discos, agregando “Yugen” (2016), suenan como una historia conjunta que lleva por distintos estados emocionales tanto a los músicos como a los oyentes. “Absolution” muestra el gran presente de una banda que no bifurca pero que tampoco desentona, mostrándose como otro gran exponente del presente que está pasando el black metal en todas sus vertientes.

Agenda: Lo que nos trae la primavera

6/9 Talacactus, Telarañas, Primitivo y Morir En Madrid en Otra Historia Club Cultural (Villa Ortúzar)
6/9 Furias, Brishit Bardo, Lastship, Fármaco y Las Pirámides Invertidas en Melonio Bar (Congreso)
6/9 Bulldog y WDK en Palermo Club (Palermo)
6/9 Sortie y Holms en La Tangente (Palermo)
7/9 Sin Ley en Pura Vida Bar (La Plata)
13/9 Eterna Inocencia, Cadena Perpetua y Loquero en Gap (Mar Del Plata)
13/9 Las Ligas Menores en Ciudad Cultural Konex (Abasto)
14/9 Molotov (México) en Museum Live (San Telmo)
14/9 Da-Skate en Salón Pueyrredón (Palermo)
20/9 Falsa Cubana (Chubut) en La Trastienda (San Telmo)
20/9 Pyramides, La Plata (España) y Riel en Teatro Xirgu (San Telmo)
21/9 Hércules Vigila, Efecto Amalia y Mil Temas en Melonio Bar (Congreso)
21/9 Nada, Primitivo, WWW, Serpiente, Lutos y Menos en Primer Piso Bar (Congreso)
21/9 Katarro Vandaliko, Madre Angustia y Diskordia en Casa Rock (Palermo)
21/9 Los Vencedores, Fuerza & Decisión, Lxs Basura, Lxs Atrevidxs y Pantera Records en Artenpie (Quilmes)
26/9 Pyramides, La Plata (España) y Justo Antes De La Guerra Con Los Esquimales en Casa Unclan (La Plata)
27/9 Bulldog en Teatro Sala Opera (La Plata)
28/9 Pyramides, La Plata (España), Joint Ravolta y Estepa Lunar en Club Vladimir Maiakovski (Quilmes)
29/9 Pyramides (Bs. As.), La Plata (España) y Buenos Vampiros en Sala Melany (Mar Del Plata)

“The Righteous Gemstones”:

“The Righteous Gemstones” se estrenó ayer, domingo 18 de agosto, presentándose como la nueva sátira comedia irreverente y excéntrica de HBO, comandada completamente por Danny McBride, como ya lo hizo en “Vice-Principals”, otra aclamada serie de la emisora.

2

Con un reparto en tendencia, Danny McBride, John Goodman, Adam DeVine, Edi Patterson, que le dan vida a los Gemstones, una particular familia norteamericana televangelista. La miniserie de 10 capítulos muestra las idas y vueltas de como se vive de un negocio tan avasallante como doble intencionado como lo es el evangelismo en Estados Unidos.

Lujos, sarcasmo, celos familiares, accionar extraños en nombre de divinidades, extorsiones, muertes y una comedia de humor negro y sin escrúpulos, son algunos de los adjetivos que bifurcan alrededor de una historia que como nos tiene acostumbrados McBride, dará que hablar por su enorme nivel de impunidad al decir y mostrar verdades de formas poco convencionales.

La emisión comenzó el 18 de agosto y se presenta como una de las novedades más atractivas de HBO para estos meses.