Y una vez volvimos al triunfo

 
Y ahora quien nos para, diria el hincha mas mentado.
Parece que después de tres derrotas, los muchachos de Duró parece que se pusieron las pilas y dijeros “ah, esto es Témperley, no Defensores tenemos que salir adelante y nos regalaron dos victoria consecutivas frente a Gral. Lamadrid y Villa San Carlos claro el más crítico dirá, mirá a quien le ganamos, no importa muchachos en la situación nuestra donde el promedio no es nuestro mejor aliado, seis puntos son lo importante y después a seguir sumando.
Mariano Campodónico volvió al gol, Medina cumplió 90 minutos con la valla en cero y el equipo, asi que volvió el gasolero al triunfo y es es lo que sirve. Que el equipo recupere la mística que siempre tuvo y es por eso que ahora más que nunca, pensar para adelante en Armenio el próximo partido y sumar de a tres.
Debemos volver a aquellos tiempos cuando perder en nuestro estadio era cada una utopia para el rival, volver a ser Témperley, el equipo que en dos oportunidades pisó el fútbol grande como se decía antes, el “de los domingos”, ahora ya no se cumple porque se juega todos los dias y cualquier torneo.
Se armó un equipo para campeonar, para ver si se puede llegar al Nacional “B” y volver a soñar en grande, los hinchas lo merecemos, volver a aquellos tiempos, aún hoy gracias a Dios se mantiene de que multitudes acompañan al equipo que hizo que alguna vez se la reconociera como una de las hinchadas mas grandes de la divisional, dejando muy atrás a los innombrables de Lomas de Zamora y el grito de “dale dale cele” o ” y ya lo ve, y ya lo ve, es el glorioso Témperley, retumbre en todo el planeta.
Vamos cele todavía, vamos por mas triunfos: Campodonico, Guiñazu, Manzanares, Pablo González, De Muner, Witoszynski, Rial, Souto, Carreira, en fin todos, vamos arriba a ganar y vestir orgullosa esa camiseta llena de gloria que alguna vez vistieran nuestros ídolos como el Alejo (Escos), Biondi, Di Bastiano, el querido y recordado mudito Cassé, Janín, Deudadeta, Vitulano, Aldape, Guaita, y tantos otros que llenaron de orgullo el pecho celeste y el corazón latiendo fuerte con los goles de Corbalán o Patti, el camino es largo y arduo, pero la pena intentarlo, vamos cele carajo, que nosotros estamos siempre, en las buenas y en las malas.
 
Luis Digiano
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s