UN EMPATE SIN PENA NI GLORIA PERO SE VIENE BROWN DE ADROGUE

Después de esos dos alegrones inmensos que fue ganarle a Villa San Carlos y a Lamadrid y de ese mágico empate que sacamos de la galera frente a Armenio, cuando ya el partido jugaba su descuento, merced a una patriada de Macalik, otra vez volvimos a la mediocridad y a jugar en un nivel bajo, sin esas ganas de que de locales, el empate no sirve.
Y peor todavía es que por una de esas fallas fieras que se cometen en defensa Barracas Central se pone en ventaja y luego cuando 10 minutos faltaban para el pitazo final, desde el banco Campomar puso las cosas uno a uno, pero con un tinte de derrota, porque no se jugó bien.
Seguramente los matemáticos del fútbol dirán, un punto sirve y más en la condición en que nos encontramos por el fatidico promedido del descenso, que todavia no angustia, pero no tenemos nada para regalar, muy por el contrario muchachos, hay que sumar de a tres y mas jugando de local con más de 4 mil personas al grito de “dale cele”, gasolero gasolero” y todos los canticos que se te ocurran, aunque sea por el orgullo de vestir la celeste muchachos, hay que ganar.
La media inglesa no esta mal si se la mira en estos momentos, tres puntitos en casa y uno de visitante, si se puede mas mejor, pero al menos eso y los deseos de estar arriba y jugar por algo. No sé si llegar al campeonato y ascender a la B nacional, que hoy dudo sea negocio, salvo porque River esta en la divisional y los medios están un poco más atentos de lo que ocurre, pero arrimar muchachos, estar ahi, pelear por algo y no llegar a promediar el torneo y sufrir por los números del promedio y ver desde arriba como nuestros innombrables lomenses sufren la tabla desde abajo.
Nosotros no somos amargos, ellos sí, ganaban dos a cero y les empataron, ojalá sigan así, pero nosotros no gasolero, nosotros arriba y con la mente bien colocada en el buen fútbol,ese que pregonaron nuestros mayores y que no debemos defraudar.
Nos espera una dificil, nuestros primos lejanos, Brown de Adrogué, que si bien Alamagro les bajó la racha, pero es un equipo que sabe lo que quiere, juega al fútbol y con un viejo conocido nuestro en el  banco, Pablito Vicó, que nos conoce bien y que alguna vez también rondó por la cabeza de los dirigentes celestes para que sea el técnico, pero ahora no, esta enfrente y nosotros, el gasolero con Duró a la cabeza, debemos conseguir un buen resultado. Claro que se puede, hay que jugar al fútbol y los resultados vendrán, equipo como para intentarlo hay, sólo debe ensamblarlo por la cantidad de jugadores nuevos, pero vale la pena, por el corazón inmenso Celeste, que todo el pueblo de Témperley espera.
Hasta la próxima y con un triunfo, aguante el cele, siempre…..porque el que quiere “celeste, que festeje”.
 
Luis Digiano
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s