QUINTETO TIEMPO, UN CLASICO

El Quinteto Tiempo reafirmará desde el viernes próximo a las 23.30, en la sala porteña La Máscara, donde dará un ciclo de conciertos que se extenderá durante todo el mes, su camino de cuatro décadas “a cara limpia y con canciones atemporales” que fue el que también volcó en el reciente álbum “Clásicos”.
“La coherencia de estos 40 años está en nunca caer en la moda. El repertorio del Quinteto Tiempo estuvo y está basado en canciones sin fecha de vencimiento con las que hemos sobrevivido al olvido y al descreimiento de las compañías discográficas”, ponderó Carlos Groisman, director del conjunto, en charla con Télam.
El Quinteto, cuya formación -director incluido- se mantiene estable desde hace 40 años, atravesó sin renuncios todas las etapas de nuestra historia reciente, pasando por períodos de gran éxito mediático y obligadas pausas de ostracismo, períodos en los que nunca dejó de encarnar la tradición de la cultura latinoamericana.
Nacidos como Quinteto Vocal Tiempo por iniciativa del vientista y compositor Jorge Cumbo en 1966, fue en 1972 cuando se afirman como Quinteto Tiempo reuniendo al director Carlos Groisman con Alejandro Jáuregui, Eduardo Molina, Rodolfo Larumbe, Santiago Suárez y Ariel Gravano.
Con esa permanente formación, la agrupación acaba de lanzar el cd “Clásicos” que presentará los viernes de noviembre en la sala porteña ubicada en Piedras 736.
“En el nuevo disco -contó Groisman- desplegamos un conjunto de canciones amadas por los argentinos, de grandes autores como Atahualpa Yupanqui, Sixto Ríos, Jaime Dávalos y Eduardo Falú y Armando Tejada Gómez, todos protagonistas del boom del folclore de los 60 y del nuevo cancionero”.
Groisman indicó que “a través de los años y las experiencias vividas, el Quinteto Tiempo sigue fiel a sus principios de tomar composiciones con concepto, letras que dicen y con un sentimiento bien latinoamericano y popular, sin grandes estridencias”.
Por ello, en esta placa se entrelazan, “Tonada de un viejo amor”, “Milonga de mis amores”, “Recuerdos del Portezuelo”, “Pedacito de cielo”, “Zamba del nuevo día”, “Llorando estoy”, “Sudamérica”, “Canción con todos” y un pequeño tributo a la trova cubana con “Pequeña serenata diurna” de Silvio Rodríguez.
“A estos clásicos, le hemos agregado algunos gustos bien personales como la `Milonga de mis amores` de Contursi y Laurenz; `Pedacito de cielo` de Homero Expósito y Héctor Stamponi, junto a una versión muy querida y especial de `Merceditas”, mencionó Rodolfo Larumbe.
El cantante resaltó que “seguimos en la lucha y más allá de este ciclo de conciertos en La Máscara, queremos llevar las canciones de este disco, estos `Clásicos`, por todo el país, porque en definitiva es lo que canta nuestra gente”.
Groisman, por su parte, consideró que “por sentir el don del mismo entusiasmo que en los inicios, logramos el auspicio del Instituto Interamericano de Derechos Humanos gracias a un convenio entre la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la República de Costa Rica”.
Luis Digiano
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s