CANNIBAL CORPSE BRILLO EN FLORES

La banda de death metal norteamericana Cannibal Corpse brindó un concierto ajustado pero efectivo anoche en El Teatro Flores (completo) y como si fuera poco también participaron de la velada, las agrupaciones The Black Dahlia Murder (death metal melódico) y Suicide Silence (dethcore).

En el inicio de la ronda de bandas estadounidenses fueron los The Black Dahlia Murder, quienes haciendo gala de su estilo de death metal furioso, pero combinado con lo melódico, quienes pusieron énfasis en su más reciente álbum “The black crown” (no editado en Argentina) y otros temas base de su repertorio.
“Everything Went Black”, “Miasma”, “Nocturnal”, “Black Valor” y “A Selection Unnatural”, marcaron los momentos claves de su parte, donde tuvieron en su vocalista Trevor Strnad al principal protagonista, pero bien secundado por los violeros Brian Eschbach y Ryan Knight, el bajo de Ryan Williams y la batería de Shannon Lucas.
Con el público bien arriba y expectante y sin demasiada espera, subieron al escenario de Flores, los Suicide Silence, con una referencia más juvenil y donde su dethcore clásico hizo delirar y poguear a la multitud.
Su vocalista Mitch Lucker quien tiene la responsabilidad de conducir y ser la cara visible del grupo, puso lo suyo en forma prolija y los temas que el público quería escuchar como “You only live once”, “Wake Up”, “Bludgened to deth”, “O.C.D.”, “Lifted” y los esperados “Disengage”; “Slaves to substance” y “No pity for a coward”; lograron su cometido.
Pero la fiesta iba a continuar con el plato fuerte que fue la nueva visita a Argentina de la experimentada banda oriunda de la ciudad norteamericana de Búfalo y con 23 años de trayectoria.
Basaron el “caliente” por el ritmo y la velocidad de su concierto en su disco más reciente “Evisceration plague”, pero también no dejaron de lado los “himnos”.
De esa forma, temas como “Dead Walking Dead”, “I Cum Blood”, “Make Them Suffer”, “Hammer Smashed Face” y “Fucked With A Knife”, lograron el clima principal y los coros y el pogo de sus seguidores.
George Fisher puso lo suyo como vocalista y conductor, quien fue bien apuntalado por las guitarras de Rod Barrett y Pat O`Brien, el bajo de Alex Webster y la bata de Paul Mazurkiewicz.
En la primera parte de la velada y en hora temprana, las bandas nacionales Divine Intervention (grupo en permanente ascenso), Infecto y The Fallen of Sparta, pusieron lo suyo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s