PETECO Y EL PUBLICO, LOS CONSAGRADOS DE LA NOCHE

Sin dudas junto a la sobria, pareja y efectiva actuación del cantautor santiagueño Peteco Carabajal con su banda y el agregado de las coplas de la salteña Mariana Carrizo para su show que terminó casi a las 7 de la mañana, el consagrado del festival fue el público que con sus improvisados pilotos (de cancha) en variados colores soportaron estoicamente las 8 horas que duró la cuarta luna del Cosquín 2012 en su 52 edición, bajo la persistente lluvia y por momentos violenta lluvia.
Peteco volvió a demostrar aunque obviamente no era necesario, el porqué es el cantautor por excelencia de los últimos tiempos y con la edición de su más reciente disco “El viajero”, más los clásicos de siempre, contó con la sobriedad que lo caracteriza en cada escenario.
Los queridos Coplanacu tuvieron la responsabilidad de abrir la controvertida jornada por el complemento  no habitual de la lluvia y sin embargo lograron Roberto Cantos y Julio Paz con sus chacareras, zambas y escondidos, hacer que el valiente público presente se olvidara por momentos de la lluvia.
Los salteños Huayra especialmente con su versión abolerada de “Si se calla el cantor” de Horacio Guarany y “Fiesta” de Serrat, volvieron a ser consagrados como en el 2009 por el público y Mavi Diaz no le esquivó el bulto con su formación de mujeres, las Folki, poniendo todo lo suyo y mas y Rolando Goldman con su charango en solitario también mostró los suyo.
Lo clásico y popular de los legendarios Opus 4 tuvieron su espacio, combinando con sapiencia el tango y el folclore y desde Chile la resistencia de los Quilapayún, hicieron recobrar la memoria del cantautor muerto por la dictadura de Pinochet, Víctor Jara.
El momento dulce, cálido y emotivo llegó de la mano de la viejita linda de Traslasierra, Doña Jovita creación del actor José Luis Serrano, que se acopló al canto de José Luis Aguirre, quien compuso la “Chaya para Jovita”.
Ya bien entrada la madrugada los Quorum de Formosa mostraron sus nuevas composiciones del reciente disco producido por Paito Figueroa (ex Nocheros y banda de Jorge Rojas), creando un clima de fiesta del litoral , el santiagueño Duende Garnica le puso su toque contestatario de la velada sobre su disconformismo sobre el desmonte, la lucha campesina y la desigualda social en su provincia y Elpidio Herrera y las Sacha guitarras, pusieron lo suyo.
Mientras que antes del momento sublime e inolvidable de Peteco Carabajal, los salteños Izquierdo de la Cueva (Daniel Cuevas y Tony Izquierdo) cumplieron su momento y mantienen la promesa de ser uno de los grupos jóvenes de mayor futuro.
 
Luis Digiano
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s