EL GROOVE METAL DE LAMB OF GOD Y EL HARDCORE DE HATEBREED

Ante un Teatro Flores colmado en su capacidad el groove metal de Lamb of God se unió con respeto al hardcore punk de Hatebreed y también con una pizca de metal gótico-alternativo con los italianos de Lacuna Coil, en un festival titulado “Buenos Aires Liberation Fest” que fue todo un éxito.

El plato fuerte de la velada metalera fue la segunda presentación en Argentina del grupo Lamb Of God oriundos de Richmond, Estados Unidos, con 18 años de carrera y con la premisa de presentar en Argentina los temas de su último disco “Resolution”.

Por espacio de casi una hora y media de concierto y ya en el cierre del festival, los “Lamb…” estuvieron comandados por su personal y carismático vocalista Randy Blythe, la efectividad de los violeros Mark Morton y Willie Adler, más el acompañamiento de la base del bajo de John Campbell y la batería de Chris Adler.

Toda la adrenalina y la violencia -pero bien entendida- de su música tuvo sus principales climas en temas como “Desolation”, “Ghost walking”, “Set to fail”, “The undertow”, “Contractor”, “The number six” y los bises con los esperados y ovacionados: “Redneck”, “Black label”, “Omerta” e “In your words”.

Por su parte los italianos de Lacuna Coil quienes tocaron en el inicio de la noche por espacio de un set corto con seis composiciones, pusieron especial énfasis en su más reciente CD “Dark adrenaline”, donde combinan con sapiencia el metal gótico alternativo, con el hard rock y el más puro heavy metal, lo que los lleva a convertirse en una de las bandas más importantes de Italia.

Dos interesantes vocalistas como Cristina Scabbia y Andrea Ferro, las crudas guitarras de Cristiano Migliore y Yonathan Saura, junto al bajista Marco Zelati y los sobrios parches de Cristiano Mozzati.

“I dont’t believe in tomorrow”, “Kill the light”, “Upsidedown”, “Heaven’s a lie”, “Trip the darkness” y “Spellbound”, fueron los temas elegidos para su nueva visita a la Argentina.

Mientras que el hardcore punk combinado con el groove metal estuvo muy bien representado en la agrupación de New Haven (Estados Unidos), Hatebreed, que provocó el delirio de sus fans, quienes no dejaron de cantar y hacer pogo (con la danza del karateca incluida), durante su presentación.

Sin dudas la personalidad y el carisma de su vocalista Jamen Jasta, marca la iniciativa, bien secundado por las guitarras de Wayne Lozinak y Frank Novinec, el bajo de Chris Beattie y la bata de Matt Byrne (batería).

“I will be heard”, “Smash your enemies”, “As diehard as they come” y “Destroy everything”, son los temas que marcaron los picos altos de su avasallante y rítmico show.

Un festival de heavy metal donde quedó demostrado una vez más, que los distintos géneros pueden unirse y que el público metalero escucha lo que le gusta, pero también respeta a otras propuestas para que la fiesta no se empañe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s