HOMENAJE A LA ORQUESTA DE HORACIO SALGAN EN EL MAIPO

 

La orquesta y la obra del “maestro” pianista y compositor Horacio Salgán recibió su homenaje anoche en el porteño teatro Maipo en un concierto donde su hijo César Salgán fue el director y contó con figuras invitadas de la música ciudadana y un tributo al recordado guitarrista Ubaldo De Lío con la actuación del Quinteto Real.
Por espacio de poco más de una hora y media y con un público entusiasta de ver en escena a glorias del dos por cuatro, fueron pasando clásicos de la obra de Salgán, sobriamente ejecutados por su orquesta y la emotiva dirección de su hijo.
En distintos momentos de la noche los virtuosos bandoneones de Ernesto Baffa, Julio Pane y Néstor Marconi, quienes en distintas épocas de la Orquesta en 50 años de recorrido pasaron por sus filas, se acoplaron con personales solos del instrumento.
quinteto-realCon el típico sonido “Salgán” fueron pasando recordadas composiciones que marcaron un tiempo y un espacio en la carrera del eximio pianista como “Don Agustín Bardi”, “Grillito”, “A plazo fijo”, “Entre tango y tango” y el solicitado desde el inicio del concierto, “A fuego lento” que provocó el aplauso cerrado del público y de pie.
Pero uno de los momentos claves y sensibles de la velada fue la llegada al escenario del cantor popular Alberto Podestá quien con sus jóvenes 89 años y secundado por la “Orquesta Salgán”, interpretó con sapiencia, “La luz de un fósforo” y “Pedacito de cielo”.
Y, como para que la fiesta fuese completa, apareció en el escenario el recordado Quinteto Real (con su nueva formación) que integran junto a César Salgán (quien reemplazó a su padre en 2003) en piano y dirección, Carlos Corrales en bandoneón, Julio Peressini en violín, Esteban Falabella en guitarra y Juan Pablo Navarro en contrabajo.
El Quinteto con el agregado del “maestro” Marconi en bandoneón quien integró la agrupación, le brindaron un sentido y sincero tributo al recordado guitarrista Ubaldo De Lío, amigo y compañero de la escena de Salgán, de quien hoy se cumple un año de su desaparición física.
Clásicas piezas del repertorio tanguero de la talla de “Canaro en París”, “Gallo ciego”, “Ojos negros”, “El entrerriano” y “El amanecer”, fueron interpretadas por la histórica formación que fue creada hace 53 años por la incondicional dupla Salgán-De Lío y que en aquella primera época se completaba con Enrique Mario Francini en violín, Pedro Laurenz en bandoneón y Rafael Ferro en contrabajo.
Una noche de recuerdos, emoción y tributos bajo una cuidada producción artística y ejecutiva del periodista y vicepresidente de la Academia Nacional del Tango, Gabriel Soria.
Así como el año pasado se recordó la obra de Aníbal Troilo “Pichuco” y, en esta oportunidad, la de Horacio Salgán, ojalá otros compositores y autores de la música ciudadana, también logren su momento de tributo. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s