12191694_10207862855234573_5859616430029475279_n

MDQFest 2015: “Remember”, Atom Egoyan al rescate de la memoria

12191694_10207862855234573_5859616430029475279_nParte de este raconto puede parecer enigmático si no se lee la crítica debajo.
“El guión de ´Remember´ me llegó a través de un joven escritor, Benjamin August, de 30 años. Usualmente filmo mi propio material, pero estaba conmocionado con esto. Es muy simple. Él estuvo viviendo en Vietnam con su esposa enseñando inglés y cuando volvió se dio cuenta de que la gente se había olvidado de Vietnam y se preguntó cómo algo tan contundente y dramático se puede olvidar. Luego tomó su propia historia de judío americano y lo reflejó en esta fábula”. Así presentó Atom Egoyan su última película, que participa de la Competencia Internacional del Festival Internacional de Mar del Plata.
“Cuando lo leí me prometí que lo mantendría simple, que no lo iba a complicar. Por suerte tanto Christopher Plummer como Martin Landau, con quienes había trabajado antes, aceptaron protagonizarla”.
En “Remember”, los temas de Egoyan son varios: “Creo que estas historias de extrema violencia, tortura y necesidad de revancha me las contaron. Vienen de mi cultural background armenio, que, específicamente traté en ´Ararat´. Pero me parecía muy apropiado hacer una película llamada ´Remember´ (Recuerda) justo cuando se cumple el centenario del genocidio armenio.
La película no tiene nada que ver con ese genocidio, sino con el Holocausto. Une a varios octogenarios que compartieron, de un lado o del otro, la Segunda Guerra Mundial.
“En otras películas la gente mayor tiende a reconciliarse, el tiempo cura las heridas, pero aquí el sentimiento de rabia está tan fresco como antes en el tiempo presente en el personaje de Martin Landau, con el que me identifico. Me parece increíble que contenga esa furia mientras planea su venganza del monstruo del que quiere vengarse, porque sabe que (aquí cabría hablar de un spoiler) de otra manera no iría a juicio. No creo que haya pensado que iba a terminar del modo que lo hace, pero sí que, al llamar a la policía como estaba proyectado, los medios lo juzgarían”.
“El Holocausto fue el más terrible flagelo del siglo pasado y lo que más impacta es la naturaleza de cómo el estado ejecutó la maquinaria homicida que se fue fortaleciendo tan meticulosamente y cómo el antisemitismo saltó de frontera a frontera sin problemas. El personaje de Martin Landau trabajó con Simon Wiesenthal, el famoso cazador de nazis, llevando criminales de guerra a juicio. Pero en el momento en que empieza el filme crea su propia máquina de guerra”.
En ciertos momentos, el humor se desliza por “Remember”, pero “es negro, lo que se sobreentiende en el filme no puede contarse sin verlo, pero las pistas están, sobre todo en la ironía del final”.
Siguiendo con el tema de los actores, “A Christopher Plummer lo veo mucho en el teatro haciendo del rey Lear o de Próspero en ´La tempestad´, leí su libro y hemos participado de entrevistas públicas. Él sabe que yo lo adoro. Tiene un talento extraordinario y este rol le da una oportunidad increíble. Es una lástima que en el cine no haya tenido hasta ahora un papel para desarrollar su oficio como en el escenario donde él puede desplegar toda su brillantez. Además, es una performance radical porque los actores trabajan con un subtexto, pero acá, a causa de su demencia, todo sucede en el presente, pero la intensidad y la perfección desarrolladas con su energía nos mantiene atrapados. Él no recurre a la historia para que lo ayude a su actuación y eso es muy raro”.
“Remember” es una pieza sobre la memoria, el olvido, la demencia, pero se agrega “una cuestión diferente como temática: el trauma cuando vemos a Zev suprimir a través de la memoria selectiva lo que niega y termina (acá vendría otro spoiler con que adelantaríamos el final sorpresa que fue recibido con ooooh y ahhhhh y una ovación del público). Esto es un contraste con el otro personaje con quien comparte esa escena, que es un negador consciente. Nosotros hicimos una historia muy detallada del pasado de los protagonistas para este filme. Todo eso se discutió, pero no es lo que se ´ve´ en el filme”.
Otro toque de humor es la aparición de Bruno Ganz, el inolvidable Hitler de “La caída”, pero también que Plummer, que fue un nazi en varias películas, salvando a “La novicia rebelde”, hace de judío. “Necesitábamos actores mayores que hablaran convincentemente inglés y alemán. No fue fácil. Yo quería contratar a Maximilian Schell y tres días después falleció. O, por ejemplo Ganz y Jurgüen Prochnow son más jóvenes que sus personajes. Otro actor que iba a participar y enfermó antes del rodaje fue Günther Kaufman. También hay que contar con que tengan un buen seguro a esa edad”.
Hubo durante la conferencia un spoiler muy interesante referido al final, ya que una espectadora dijo haberse sentido culpable de haber estado del lago equivocado durante toda la película: “Es muy interesante la palabra porque si el espectador siente eso porque eso implica su propia percepción sin presión externa. Yo creo que se refiere a un proceso interno, en realidad. En la premiére de Venecia el público aplaudió en una de las escenas más violentas y después se sintió mal por haberlo hecho”.
“Me parece que la gran pregunta del filme es si Max cree que Zev llegará hasta el final, y así todo está dispuesto a enviarlo, pero cuando el recibe las llamadas nunca siente satisfacción porque todavía no pasó lo que esperaba”.
Aunque Egoyan parece desconocer que en la Argentina pasó lo mismo y que hay una extensa bibliografía sobre el tema, menciona el libro de Eric Lichtblau, “Nazi next door” donde se cuenta que la CIA y el Pentágono invitó a nazis, sobre todo a científicos a tener una identidad nueva en Estados Unidos. Es una historia de horror y cinismo, pero es una realidad de lo que hizo el gobierno americano.
Spoiler: El personaje de Christopher Plummer se basa en una circunstancia especial en la que el espectador cree durante el 90 % del filme, pero ante nuestra requerimiento (porque nos pareció tan extraño como sin bases históricas), Atoyan declaró que “Esa específica parábola de la película no tiene un ejemplo en la realidad, pero es muy poderosa para su construcción”.
Confundiendo nacionalidad con religión, el egipcio/ canadiense afirmó que “Hay que tomar en cuenta que una buena parte de la comunidad judía que vivía en Berlín antes de la Guerra se había asimilado a la vida alemana y por eso uno puede imaginar como posible lo que se propone en la historia”.
rememberEl resultado: Dos ancianos, recluidos en un geriátrico, planean la eliminación del nazi que acabó con las vidas de sus familias de ambos. Uno de ellos, el que tiene que encargarse de la ejecución, sufre de demencia senil y, por lo tanto, tiene que tener todo anotado por el segundo.
Estos papeles, cubiertos por los excelentes Christopher Plummer y Martin Landau, conforman la base de esta road movie con consecuencias inesperadas.
No es válido hablar de ética o moral en sus acciones porque estaríamos negando la naturaleza de los personajes, que se va develando con pistas a través de la historia.
El periplo de Plummer tiene que ver con recuperar la identidad, la memoria y todo aquello que olvidó, consciente o inconscientemente. El de Landau, con hacer justicia por mano ajena.
Atoyan desboca el tono medido de la realización en la obvia confiesa del final tanto de Plummer como de Landau. Pero dentro de esta trama que atrapa literalmente porque el suspenso acompaña hasta lo último, es que uno de los personajes principales no resiste a la investigación histórica.
No estamos ante el anacronismo de “Bastardos sin gloria”, sino ante un drama que debería tener en la premisa de la que parte, aunque sea un antecedente para que podamos creer en el resto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s