WP_20151102_005 (2)

MDQFest 2015: Rotter y su exquisita catarsis familiar

WP_20151102_005 (2)“Era un poco la manera de contar las dificultades que tuve al trabajar con materiales muy cercanos que me repelían de concretar la convicción que tenés que tener para hacer una película. Entonces me dedicaba a otra cosa y después volvía al año y medio porque se evidenciaba lo necesaria que era para mí. Tomo dos o tres hechos puntuales de una prehistoria respecto a mi llegada a esta familia en la que se produce un juego de rol múltiples en torno a un accidente, a la aparición de un candidato para reemplazar al que no está y a ese seguir adelante sin saber quién es el otro. Esos tres elementos que están a favor de la ficción, esos hechos que eran anclas emotivos empezaron a conformar la idea del sentido de la época de lo que debía ser la familia”.
Verborrágico, Ariel Rotter presenta así “La luz incidente” que rodó en blanco y negro “No siento que tomé una decisión estética sino que es el material el que lo propuso. Se inició el proceso de escritura con unas fotos que encontré guardadas durante 40 años. Había imágenes de dos hombres y cada vez que preguntaba sobre ellos las respuestas eran vagas. Eran mis fantasmas familiares y crecí con eso muy presente tratando de entender vínculos familiares que no cerraban. La película también trata sobre esas ausencias”.
El título alude a que “Encontramos a la protagonista a la hora de la siesta o a las 3 de la mañana cuando con la calma chicha aparece el vacío. Por eso cuento el filme en esas horas, más allá de los eventos sociales.
Respecto al tema, aclaró que “Esta historia sólo podía ocurrir en los ´60, afectando el comportamiento de los personajes que se hubieran comportado de modo distinto actualmente. La figura paterna es presentada como el protector que garantizaba el sustento y proveía. Ese concepto es prehistórico”.
Como se trataba de una historia muy personal, “Hay como una distancia necesaria para con los materiales con los que tenía que trabajar para tener una visión más lucida. En este caso me encontraba con la referencia personal. Es un ejercicio tratar como desconocidos a personajes con los que nací y crecí. El proceso de escritura se volvió poco llevadero, no era fácil de transitar porque tenía que darme cuenta si esos elementos eran importantes para compartir”.
El encuadre, que se da muchas veces, a través de puertas se lo hizo notar el jefe de fotografía, Guillermo Nieto. “Después me di cuenta que eso presentaba una asfixia para la protagonista, viéndose limitada, y formó parte de la narrativa. ´La limitación hace al estilo´ me dijo Nieto. Somos lo que somos y soy fiel con lo que me pasa, si eso es lo que me mueve”.
Uno de los pilares de “La luz incidente” es Erica Rivas, “Desde el primer momento pensé en ella y le di un boceto cuatro años antes de filmar, y un pañuelo de mi abuela para que lo tuviera junto a la lectura como entrada en la época. Estaba desarmando su departamento y tenía una caja con 600. La elección se debió porque necesitaba de alguien fuertemente expresivo para poder contar sin hablar demasiado. Se sentía contenida y yo le pedía que confié, que había un relato que acompañaba la actuación. En cuanto a Marcelo Subbioto es un caso especial porque iba a construir un candidato de ficción: buen mozo, intachable y no encontraba ese actor. Entonces la directora de casting me insistió para que le tomara una prueba. En el medio lo interrumpí y le dije que iba a reescribir todo por él, cabalmente inspirado en un personaje que había dejado fuera del relato”.
Pasaron seis años desde el comienzo de la escritura hasta el rodaje que culminó en seis semanas.
Aunque no hay una referencia específica, Rotter compara el montaje interno con el del cine nacional de los 60, con hincapié en la austeridad formal y del relato, “Cómo es de época todos traen referencia, pero yo soy mala onda y digo que no”.
“Mónica Toschi realizó el vestuario utilizando parte del de mi familia o con géneros de la época. Me gusta que los actores tengan un uniforme. También se usaron muebles de la casa de mi abuela”.
La reacción de la familia es otra cuestión, “Siempre me meto con cosas que no debería y ya saben. Hay un amor que está detrás, más allá de las particularidades y que se siente”.
Como muestra cuenta la anécdota de que su hermana siempre dice que no pongo música, “Pero me cuesta entenderla si no proviene de un hecho concreto en las películas. Me parece profundamente musical el silencio porque ayuda a conformar el espacio de vacío. Para ´La luz incidente´ el encargado de la banda de sonido fue Mariano Loiácono que con su quinteto toca el Thelonius Club”.
Esperando el estreno para marzo, Rotter finaliza con un contundente: “Fue un ejercicio de mucha dedicación, si no tenés plata, tenés que tener tiempo”.
la luz incidenteEl resultado: Exquisita, con toques de la nouvelle vague, “La luz incidente” se apoya en la soledad de una joven viuda, madre de dos nenas. En un duelo que parece no tener fin, producto de un choque que también se llevó a su hermano, lucha para no derrumbarse mientras posterga decisiones.
Pero más allá del tema práctico de los trámites, el seguro y la oficina de su marido, lo que no afronta es el futuro. Mientras que madre y suegra se hacen cargo de lo peor del proceso, más allá de haber perdido a sus respectivos hijos, Luisa conoce a un hombre que se pone a sus pies. Lejos de ser el candidato ideal, aunque es “un hombre serio”, lo que en realidad representa, en plena década del ´60, es la seguridad perdida.
Sin recursos propios, ¿qué decisión tomará Luisa sino dejarse arrastrar? Erica Rivas construye a su personaje con miradas profundas y gestos mínimos, perdiéndose en Luisa, como Luisa se pierde en esta situación. En contraste, Marcelo Subiotto emana energía y determinación que provoca sonrisas, rechazo y resignación, por partes iguales.
El retrato armonioso que Ariel Rotter logra de la época, se da en todos los detalles que utiliza, sin escatimar planos en los que espiamos la intimidad de los protagonistas, como si nos invitaran, pero sin invadirlos. Una apuesta estética de alta calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s