cannes

La movida de Cannes invadió el Gaumont

cannes“Es muy vivificante estar acá con tantos periodistas que vinieron a escucharnos”, afirma Vincent Lindon, uno de los invitados para la Semana de Cine del Festival de Cannes en Buenos Aires, que se realizó en el cine Gaumont, con entrada libre y gratuita. De la conferencia de prensa también participaron Thierry Frémaux, el presidente de Cannes y el director argentino Gaspar Noé, que presentó su último opus “Love”, en 3D.

La de Lindon, “El precio de un hombre”, que ya se vio en el Festival Internacional de Mar del Plata, es la primera de la serie en ser estrenada comercialmente y le dio a su protagonista el premio al Mejor Actor en Cannes. Las demás, todas estrenadas en su momento en la muestra francesa, fueron: “Pepe Le Moko”, de Julien Duvivier, “Dheepan”, de Jacques Audiard, “Carol”, de Todd Haynes, “The Lobster”, de Yorgos Lanthimos. La oferta fue completada con Master Class de Noé y charlas con el público de los demás invitados.

“Si cambia la vida de una persona valió la pena para el cine francés”, retoma Lindon sobre la historia que tiene que ver con el desempleo y las presiones laborales de su personaje que, además tiene un hijo con problemas motrices: “No es un actor. Es increíble. Llegaba a la filmación y era un sol. El filme le debe muchísimo. El estaba encantadísimo. No tiene ninguna discapacidad cerebral”.

cannes3Con 1800 películas que desean ser mostradas en Cannes, participar del Marché de Cannes y hablar de cine, estar con artistas, la labor se centra en 800 personas que trabajan seleccionando el material a participar en la muestra más famosa del mundo. Frémaux trajo algunas que participaron en 2015, afirmando que se trata de encontrar el equilibrio perfecto entre el cine de autor y el comercial. Para él, Argentina posee una de las cinematografías más vitales a nivel mundial, junto a la de México, Rumania y Corea del Sur: “Saber qué pasa acá es hacer bien mi trabajo”.

“Love” es “un análisis social sobre el sexo y el amor”. Para Noé, la pregunta del millón es cuándo rodará en su país natal. “Siempre me lo dice mi padre”, dice refiriéndose al talentoso artista plástico Luis Felipe Noé, que lo empuja a hacer un documental sobre su obra, mientras que el hijo quiere buscar un tema en África mientras busca en su memoria sus primeros contactos con el cine, a los 7 años, precisamente, en el cine Gaumont.

De los invitados, Lindon confiesa que, aunque entiende muy bien el español, no lo habla y por eso lo acompaña una traductora: “Volviendo al tema del filme, es triste ver que, a veces el cine está atrasado con respecto a la realidad de la vida. Dejando de lado algunas películas de ciencia ficción como Inteligencia Artificial, de Spielberg, pasa todo lo contrario en El Precio De Un Hombre. Mostramos el tema del trabajo en Francia y en el mundo entero. Es un drama que comenzó muchos años atrás. Desde que comenzamos a filmar hasta hoy la desocupación creció otro 3 o 4%. El filme en sí es una pequeña historia dentro de una gran historia social. Es lo que pasa en todos las películas, como en Ladrón De Bicicletas, que cuenta más de lo que se ve. Todos los grandes comediantes italianos, los trabajos de Chaplin, lo que es anterior o después de las guerras, o del ´68, o antes o después de la crisis, o del SIDA. No sé cómo clasificarlos. Son filmes de hoy en día. La desocupación es un problema enorme en Francia y en todos lados. Lo que más me shockea es cuando un hombre tiene que suicidarse socialmente para poder salvarse. Cuando alguien es grandote se le dice que tiene coraje, que es valiente, pero eso es verdad cuando un hombre pequeño salva a una mujer, por ejemplo, en una pelea. Pasar arriba de los obstáculos me gusta en los filmes en general, y saber que hay muchos como mi personaje en el mundo”.

cannes2Durante la conversación el propio Noé se interesa por uno de los actores de El Precio De Un Hombre y Lindon se asombra: “Qué ojo tenés. Es semi amateur y está en una escena crucial. Es un cliente que no puede pagar por un trozo de carne y mi personaje, el guardia de seguridad del supermercado tiene que llamar a la policía. Muchos riesgos un actor no corre. Lo llevan y lo traen de la filmación en auto, viaja para promocionar la película, le pagan… Pero en esa escena sufrí porque era yo el que ponía el cuerpo y tuve que aguantar esa situación durante cuatro horas”.

Para Noé la decisión de utilizar el 3D partió de su interés por esa tecnología desde hace 10 años, en que la incorporó a la fotografía: “Es totalmente irreal, pero al mismo tiempo real. Me enteré que había un subsidio del gobierno francés para el 3D y por eso lo utilicé. Pero tenés que tener cuidado con el modo en que concebís la historia porque depende de cómo movés la cámara que te puede dar náuseas y tampoco sabía todo el lío que es hacer las copias en este formato”. Son pocas las producciones en 3D que han llegado a Cannes, tanto de un autor como Godard, como de blockbusters al estilo Mad Max. “Fue como la llegada del HD”, recuerda Frémaux.

Hacia el final quedaron las palabras de Lucrecia Cardoso, presidenta del INCAA, Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, “Lo mejor de todo es poder compartir con ellos el mercado más importante de Latinoamérica, Ventana Sur, en el que seguimos recibiendo acreditaciones. Eso no hubiera sido posible sin la alianza con el Marché de Cannes”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s