Héctor Olivera, entre Acosta y Avogadro, recibe la plaqueta por Los Tallos Amargos

Pantalla Pinamar: Un tema recurrente en la gala inaugural

El tesoro, la película de la gala inaugural de Pantalla Pinamar
El tesoro, la película de la gala inaugural de Pantalla Pinamar

Pinamar (por Blanca López, enviada especial).- Con la proyección de “El tesoro”, de Corneliu Porumboiu, comenzó formalmente la 12° edición de Pantalla Pinamar, un festival “boutique”, en el decir del nuevo intendente de la ciudad Martín Yeza. La muestra europea, organizada por Carlos Morelli, tuvo con Yeza el primero de los discursos de la Gala Inaugural, en el que confesó haber participado en años anteriores “de levante y sin éxito, con 18 años, terminaba solo y comiendo pochoclos”. En tren de ofrecer un puente entre su gestión y el festival afirmó que “reúne una oferta cultural riquísima y me pone contento que Pinamar sea testigo. Y como representante de los pinamarenses nos llena de orgullo que nos hayan elegido. Desde el año que viene esperamos darle más fuerza porque el de Mar del Plata es más grande, pero el de Pinamar es mejor. Es el compromiso con la calidad. Este es un festival boutique”. Gracias al nuevo slogan “Amo Pinamar”, con Turismo se encuentran trabajando en la “desestacionalización” de la que “el festival siempre va a ser nuestra perla”, pero sumando conciertos con músicos del teatro Colón todos los meses, en forma gratuita y un Baficito en vacaciones de invierno, además de un importante convenio con el INCAA.

Ricardo Wüllicher, uno de los directores de De La Misteriosa Buenos Aires, en la foto con Guzmán, De Molina y Barney Finn
Ricardo Wüllicher, uno de los directores de De La Misteriosa Buenos Aires, en la foto con Guzmán, De Molina y Barney Finn

Fue breve, en cambio, la alocución de Alejandro Cacetta, el flamante presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, dando paso al ministro de Cultura, Pablo Avelluto, quien tampoco se explayó demasiado, aunque dejó en claro que su gestión tendrá como objetivo la pluralidad política para continuar desarrollando la industria cinematográfica argentina. Tras él subió el propio Morelli para dar a conocer un resumen de las 82 películas que, desde el sábado a las 11,30 y con la yapa del 8° día se proyectarán en los cines Oasis 1 y 2 de la avenida Shaw, hasta el 13 del corriente. Con una “agenda de actividades diarias desbordadas que suman conferencias de prensa, work in progress, encuentros entre profesionales del ambiente de aquí y de allá, maravillosas recepciones de países europeos, la exposición imperdible de afiches de Osvaldo Venturi y el premio a la película argentina entre las que compitieron en 2015 en festivales de clase A” comenzaron los reconocimientos.

Héctor Olivera, entre Acosta y Avogadro, recibe la plaqueta por Los Tallos Amargos
Héctor Olivera, entre Acosta y Avogadro, recibe la plaqueta por Los Tallos Amargos

El primero a “De la misteriosa Buenos Aires”, en manos de dos de sus directores, Oscar Barney Finn y Ricardo  Wüllicher, y en las del hijo del fallecido Alberto Fisherman, fue entregado por dos ganadores recientes del Goya, Natalia de Molina, mejor actriz por “Techo y comida”, y Daniel Guzmán, mejor director novel por “A cambio de nada”. Otra película nacional, “Los tallos amargos”, de Fernando Ayala, fue recordada por Héctor Olivera, a quien la actriz Antonella Acosta, quien vino a presentar un work in progress, y Enrique Avogabro, el secretario de Cultura y Creatividad, entregaron una plaqueta. “La voy a poner en nuestro despacho de Aries. Lamento no poder dárselo porque Fernando está en el cielo y yo voy a pasar 500 años en el purgatorio. Esta película significó junto a Leopoldo Torre Nilsson, la renovación del cine nacional y gracias a una ley de 1957 pudimos formar una sociedad cuyo único capital era un armario metálico”, relató Olivera, quien recriminó cariñosamente las palabras elogiosas de Morelli para el filme: “Cabrón, me hiciste emocionar”.

El embajador de Irlanda, Justin Harman
El embajador de Irlanda, Justin Harman

Con embajadores y representantes de las más diversos países presentes (se encuentran, entre otros, de la Unión Europea, El Salvador, Francia, España, Italia, Alemania, Suiza, Australia, Austria, Brasil, Japón, Polonia y República Checa), le llegó el turno del reconocimiento, en manos de Cacetta, para la república de Irlanda en la persona de su embajador Justin Harman, ya que se cumple el centenario del levantamiento de Pascua que llevó a su independencia.

Gracia Quejereta recibe su distinción de manos de Borges y Avelluto
Gracia Quejereta recibe su distinción de manos de Borges y Avelluto

Por último, el Balance a la trayectoria fue para la realizadora española Gracia Quejereta, vicepresidenta de la Academia de Artes y Ciencias de España, quien por primera vez visita Argentina con su “Felices 140”, entregado por Avelluto y Graciela Borges, presente todos los años en la muestra.

Para finalizar y con la presencia de Sena Latif, consejera, primer Colaboradora de Asuntos políticos, cooperación y cultura de Rumania, se proyectó “El tesoro”, en la que dos vecinos se unen para desenterrar la herencia que el bisabuelo de uno de ellos le dejó. La película trata, en tono de comedia, un tema recurrente: los bancos, a intereses altísimos, ponen en riesgo viviendas. Ya lo veremos en el transcurso de la semana en “Techo y comida” y fue central en la candidata al Oscar, “La gran apuesta”: los ciudadanos quedan indefensos ante el salvataje estatal a las entidades financieras. En “El tesoro”, además, el realizador pone especial énfasis en la ingenuidad de uno de los personajes, que lee a su hijo “Robin Hood” y termina desperdiciando parte de su botín en hacer realidad el sueño de su hijo.

José Coronado, el protagonista de No Habrá Paz Para Los Malvados
José Coronado, el protagonista de No Habrá Paz Para Los Malvados

Además, la oferta del día, que culmino con una gran fiesta en el hotel Del Bosque, incluyó “No habrá paz para los malditos”, de Enrique Urbizu, que se alzara con el Goya a la Mejor Película, Director y Actor, José Coronado. El guión, más que confuso, une narcos colombianos y árabes terroristas. “Todos tenemos un mal día”, dice el dueño de un prostíbulo y a continuación un policía alcohólico barre con él y dos personas más. Poco sabemos de Santos, un antihéroe al que le pasó algo en Colombia que tiene que ver con la trama y que, seguramente, hubiera sido el lazo para que no creamos que lo que vimos son acontecimientos aislados.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s