Ocho apellidos catalanes

Pantalla Pinamar/ La yapa: Lo que se vio

Amasekenalo
Amasekenalo

-“Amasekenalo”, de Paulo Pécora: Documental sobre el filme “Los dioses del agua”, de Pablo César, donde se muestran los avatares de filmar en el continente africano, más precisamente en Angola y Etiopía. Se extraña una narración sobre lo que se ve y el nombre de las personas intervinientes en el mismo, de las que se desconoce el rol en la producción. Tampoco se traducen algunos diálogos.

¿Tanto esfuerzo para esto?
¿Tanto esfuerzo para esto?

 

 

-“¿Tanto esfuerzo para esto?: Película polaca basada en una obra teatral. La opresión del espacio la hace comparable a las películas de la década del ´70, experimental si las hubo. Sin embargo, acá lo que prima es el discurso: las reflexiones sobre la Guerra Mundial, las consecuencias del comunismo y el presente conflictivo que todavía marca el destino del país.

Felices 140
Felices 140

 

 

 

-“Felices 140”, de Gracia Querejeta: Desilusionante visión de la amistad en lo que pudo haber sido una comedia negra y se queda a mitad de camino. Maribel Verdú cumple 40 años y agasaja a sus amigos con un fin de semana en un lugar paradisíaco. Le responden mal al enterarse de su buena suerte y todo lo que transcurre después tiene que ver con el dicho “Afortunado en el juego, desafortunado en el amor”, y viceversa. En el medio quedan temas profundos como el de la violencia contra la mujer, desdibujados. Además, las incoherencias del libreto no ayudan a empatizar con ningún personaje.

Paula
Paula

-“Paula”, de Eugenio Canevari: Traspasada por un maniqueísmo clasista, la película se debate entre una clase acomodada, viviendo en un pueblo dormido; madres desnaturalizadas que piensan en comprar bebés como en ir al supermercado, y la pobre chica del título a la que todos maltratan y que no sabe ni cuándo menstrua. Ante este panorama en blanco y negro, es difícil hacer una crítica objetiva.

Onix
Onix

-“Onix”, de Nicolás Teté: Primos se reencuentran en Villa Mercedes, San Luis, en la casa de los abuelos, con motivo de la muerte de uno de ellos. La distancia no es sólo por vivir en distintas ciudades, hay diferencias entre sus padres que no se dan a conocer más que con frases sueltas. Se puede ver, pero un mejor trabajo en el guión hubiera permitido menos improvisación y mejores diálogos. El juvenil elenco y la banda sonora colaboran para transformarla en una experiencia amable.

Viaje a Roma
Viaje a Roma

-“Viaje a Roma”, de Tomász Melnik: Incomprensible sátira sobre la religión y la condición humana. Un hombre recibe la comisión de robar un cuadro, por una bella mujer, con la orden de venderlo en Roma. No se entiende por qué, y el delirio de personajes con los que se encuentra en el tren incluye a uno que luego tomará su lugar. El protagonista literalmente desaparece. Humor demasiado checo en el que se pierde la traslación de ciertas situaciones. El formalismo le gana al contenido.

Angelita, la doctora
Angelita, la doctora

-“Angelita, la doctora”, de Helena Tritek: Una ágil edición ayuda a esta agradable visión costumbrista de una mujer sola (Ana María Picchio) que tiene que lidiar con su hijo (Chino Darín), que se niega a madurar. Su oficio le permite transitar el barrio en continuas changas y conocer a sus pacientes y amigos (Hugo Arana, Norma Aleandro, Mario Alarcón, vecinos de Berazategui), con sus manías, dolores y pequeñas alegrías. Tritek dirige con acierto y los veteranos actores hacen lo que saben.

Nuestras mujeres
Nuestras mujeres

 

-“Nuestras mujeres”, de Richard Berry: Tres amigos y una difícil relación con sus parejas. Todo está perfecto, hasta que uno de ellos comete un acto que pone a prueba su amistad con los otros dos y desnuda la percepción que cada uno tiene del otro. Tres comediantes de fuste, Berry, Daniel Auteuil y Thierry Lhermitte, descollan haciendo lo que más saben, manejar la comedia de taquito. Las risas, que son abundantes, tampoco ocultan el trasfondo.

El encuentro de Guayaquil
El encuentro de Guayaquil

-“El encuentro de Guayaquil”, de Nicolás Capelli: Cuatro años de investigación no aportaron nada nuevo a lo que ya se sabe de José de San Martín y Simón Bolívar. En nombre del revisionismo hay escenas de sexo, poco apego al lenguaje de la época y ni qué decir del vestuario. En el resultado final apenas se escucha alguna frase de la obra original de Pacho O´Donnell, y nada de su espíritu. Las actuaciones no llegan a reflejar ni el ímpetu de Lito Cruz ni el carácter reservado de Rubén Stella, que imprimían a Bolívar y San Martín, respectivamente, en la versión teatral. Una oportunidad desperdiciada.

Fango y gloria
Fango y gloria

-“Fango y Gloria”, de Leonardo Tiberi: Se trata de la reconstrucción de la vida del soldado desconocido de la Primera Guerra Mundial. Mezcla de documental, con archivos trabajados y editados, y una muy floja participación de la parte de ficción, logra el objetivo pedagógico y emocional. Lo más interesante radica en eso mismo: la reconstrucción del archivo y su uso para explicar un período de la Historia que dio comienzo a una de las dos contiendas más sangrientas del siglo.

Ocho apellidos catalanes
Ocho apellidos catalanes

-“Ocho apellidos catalanes”, de Emilio Martínez Lázara: Exitosa continuación de la exitosa “Ocho apellidos vascos”. Y la repetición viene a cuento de que, a pesar de los esfuerzos del guión, se repite en el tono de la primera, lo que produce altibajos en el proceso. Con los protagonistas jóvenes separados, uno de ellos a punto de casarse con un improbable pretendiente, y los mayores sin decidirse a tener un futuro juntos, el final de la saga es simpático, pero no aporta mucho más. Aunque hay carcajadas aseguradas, lo malo del regionalismo es que muchos chistes internos se pierden.
N. de E.: No se incluyen filmes vistos en otros festivales o anteriormente comentados en elresaltador.com en sus formatos revista, blog o Facebook.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s