carlos-moreno

Guerras Ajenas: Las devastadoras consecuencias de una revolución fracasada

carlos-moreno“Qué bueno que hayas hecho el link”, nos comenta Carlos Moreno, el director del documental “Guerras Ajenas” que esta noche estrena HBO Latin American a las 22, cuando le contamos cuánto nos gustó su largometraje “El Cartel de los sapos”. Lo que tenía esa película en común con su nuevo trabajo, es que tratan sobre el narcotráfico y sus nefastas derivaciones.
Producido en colombia, analiza la práctica de la aspersión aérea con glifosato, un herbicida declarado agente potencialmente cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud en 2015, sobre los campos en los que, se supone, se cultiva la hoja de coca.
Este método ha sido una herramienta clave de la colaboración entre Colombia y los Estados Unidos en la guerra contra las drogas. Prohibida en Afganistán, durante años Colombia se convirtió en el único país del mundo que esparcía este herbicida desde el aire, dando lugar a debates entre aquellos que defendían que era un producto inofensivo y quienes sostenían que estaba afectando la salud de la población expuesta. Unos treinta entrevistados, expertos de los distintos sectores, ONGs, científicos, organizaciones ecologistas, las principales autoridades gubernamentales y militares tanto de Colombia como de Estados Unidos y los campesinos afectados, conforman el vasto espectro con el que trabajó Carlos Moreno.
El documentalista afirma que “el tema de las aspersiones aéreas con glifosato en Colombia es un apéndice más del conflicto armado entre la guerrilla y el estado. ‘Guerras Ajenas’ es una invitación a entender y reflexionar, como pocas veces lo hemos hecho los colombianos y los latinoamericanos, el drama de las víctimas anónimas de la guerra contra las drogas. ‘Guerras Ajenas’ no es una historia en blanco y negro, con buenos y malos; el documental tiene la virtud de nacer en esta zona gris, donde se escuchan las voces de quienes han sido abandonados, ignorados, e incluso, silenciados”.
La génesis de “Guerras ajenas” se encuentra en la investigación de Lilia Luciano, “quien empezó un trabajo periodístico hace tres años y se desarrolla en el documental. Yo me sumo cuando ya prácticamente la historia empezaba a cambiar. HBO Latin America me invitó a participar. Trata muy por encima el narcotráfico, pero esta situación es un tema tabú, algo de lo que no se ha hablado mucho, que no se ha profundizado y así se le da una suerte de pantalla porque hay una desinformación muy grande”, nos amplía el director.
“Yo considero que Colombia la única revolución social que ha tenido es el narcotráfico. Es el momento en el que se alteró toda la sociedad, de que los sectores populares tuvieron la promesa de tener el poder, pero fue una revolución social fracasada con consecuencias tremendas. Esta sociedad era otra antes, pacífica”.
Sin embargo, Moreno admite que había “un terreno fértil porque es un asunto de injusticia y desigualdad social. Las clases dirigentes eran y siguen siendo las mismas. El narcotráfico te daba la posibilidad de hacer arrodillar a esa clase”.
Gran parte de “Guerras Ajenas” fue filmada en “El sector rural donde están los campesinos y los indígenas y la presencia del estado es militar. Sólo van para pedir votos. No hay participación en lo que se refiere a la salud y a la educación. La gente desconfía del estado porque falta a su compromiso. Se busca sobre todo tranquilidad y el estado aparece con avionetas lanzando glifosato. Debería haber un cambio político muy grande”.
El problema es complejo ya que el herbicida dio lugar a lesiones graves en la piel, respiratorias y hasta abortos en esa zona. Pero además porque muchas veces se fumigan campos con plátanos u otro alimento, cuya cosecha se daña completamente con la aspersión. Y, como si todo esto fuera poco, los campesinos no son indemnizados, como si lo fue la frontera con Ecuador, país al que Colombia pagó u$ 15.000.000 que pudieron haber brindado escuelas y hospitales a los campesinos de su propio territorio. La frutilla del postre es que los terrenos de los que los primigenios ocupantes se van, originando una migración urbana que acelera su pobreza, son utilizados por multinacionales para su explotación.
“Nosotros viajamos en dos ocasiones a distintos sectores. Para ellos era la posibilidad de hablar ya que las cadenas locales de televisión están atadas al estado. Hubo mucho respeto y la producción nunca se sintió en peligro aunque es una zona difícil, de conflicto”.
Además de este lado, Moreno entrevistó funcionarios y militares, y llegó hasta el propio presidente Juan Manuel Santos, “No hubiera sido justo mostrar un solo lado. Había que escuchar a la parte militar, al presidente, y nos enfocamos en encontrar a estos personajes. No hubo problemas, por el contrario, aunque al principio algunos no querían dar testimonio, pero después lo hacían a pesar de ser un tema político, por la actitud neutral que pretendíamos darle”.
¿Qué espera Moreno de la exhibición de “Guerras ajenas”? “No sé si generar indignación, pero sí una reflexión sobre el tema. Creo que es la primera vez que tiene una pantalla grande y la posibilidad de llegar a muchas personas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s