Moisés, entre el Che Guevara y Martin Luther King

Siguiendo con el fenómeno que televisó Telefé, “Moisés y los diez mandamientos. La Película” llega a la pantalla grande. Con el fin de promocionarla vinieron Guilherme Winter (Moisés), Giselle Itié (Zipora) y Sidney Sampaio (Josué), quien oficia de relator en la misma, y que, además, seguramente, vino para apoyar la nueva novela, “Josué y la tierra prometida”.20160202-706x410
“Yo creo que tenía esto super fuerte tener a Dios conmigo”, afirmó Itié, quien junto a Winter trató de hacerse entender en castellano, mientras que la traductora luchaba por hablar encima de Sampaio, “Durante dos años fue super gratitud de tener esta experiencia de ser la primera feminista de la historia. Para una actriz tener la oportunidad de hacer este trabajo es increíble”. Obviamente se refiere al tiempo que tardaron en filmarse las dos temporadas con un total de 250 capítulos.
“Siempre gusté de películas de historia de la Biblia también”, admitió Winter, “Creo que por lo menos en Brasil y en otros países la novela rompe con fronteras. Está captando a las personas por el tema de la fe. A las personas les gusta mucho porque les cuestiona la fe. Estamos viviendo en tiempos extraños de mucho consumismo, se olvidan del prójimo.”
wp_20170220_001“Creo que existe un movimiento tanto en la novela como en la película. Cuando era chico me gustaban estos filmes. Todos los mensajes son positivos y se hacen necesarios”, confirmó Sampaio.
“Me regalaron un libro que se llama ´En los caminos de Moisés´ que me ayudó mucho, por supuesto la Biblia también. Me puse a invesigar a los grandes líderes como el Che Guevara o Martin Luther King que también daban grandes discursos. Tienen un carisma especial. No vi ´Los 10 mandamientos´ con Charlton Heston”.
“En la historia del mundo la Iglesia y el Estado siempre caminan juntos”, comentó Itié, mientras que Sampaio completó que “Retratamos el nacimiento de lo que después sería una influencia política”.
Muchas fueron las escenas que Winter consideró como importantes: en el palacio egipcio, cuando se abre el mar, el reencuentro con su hermano, cuando su padre le da una semilla que representará una metáfora a lo largo de la segunda parte de la trama, el encuentro con su familia… Además recalcó la actuación del actor que personifica a su papá, Paulo Gorgulho.
Lamentablemente, Itié, resaltó cuando Zipora se pelea con Dios, escena que eliminada en la edición de la película.
Para Josué fue la del becerro de oro, “muy impactante, con un clima muy intenso por todo lo que había pasado ese pueblo y se mostraban sus falencias. Todos estábamos muy conmovidos”.
“Estoy super agradecida con la productora. cuando empecé a estudiar a esta mujer. fue un susto porque había muchos libros. Leí dos. Fue muy fuerte haber vivido este personaje. Es un ejemplo de que existe la igualdad. Al principio no cayó bien, podía cocinar, pescar, hacer lo mismo que él. Es super gratificante. Habla sobre el amor, la fe, este proyecto es importante pasar un mensaje positivo. En este momento Trump (risas), agradezco a Dios”.
“Un enorme aprendizaje. Fue el más exigente, pero también el que más me acarició con sus resultados”, cuenta Sampaio, Conseguimos mostrar en nuestro país tener éxito con temas religiosos. Es nuevo. Es una división de aguas para mi carrera profesional”.
Para Winter, “fue un desafío de preparación para mostrar cómo enfrenta y dirige su vida hacia su objetivo, ponerse en lugar del otro. Fue el trabajo más importante, un personaje tan universal que consiguió mostrar que se podía hacer algo de calidad para la competencia (de Rede Globo) Es muy buena la recepción del público en otros países.”
En cuanto a la versión fílmica, Winter tuvo que doblar muchas escenas por la calidad del sonido. También admitió que fue “un embole” la preparación física que tuvo que afrontar para las escenas de espadas, con cuidado en la alimentación y gimnasio: “Quería tener brazos fuertes para manejar el cayado” (risas) Por otro lado, afirmó que tenía que estudiar textos muy largos, “pero estaba rodeado de un reparto tremendo sin egos, compañeros muy unidos”.
Además de filmarse peleando con sus compañeros de elenco y escuchar a Nina Simone, Itié comentó que pasó mucho tiempo con las ovejas, y que aprendió a esquilar, mientras que Sampaio estuvo muy preocupado por el calor (las escenas del desierto se filmaron en el de Atacama), y corría para acostumbrarse: “Escucho siempre música, es parte de mi vida. Soy del sur de San Pablo y es parte de mi identidad. También me calma la sonrisa de mi hijo”.
Por otro lado, el vestuario fue fundamental para encarnar a estos personajes bíblicos, por lo que Winter se sintió “muy apegado a algunas piezas como un chal, con el que pedí quedarme. Otro día fui a un restaurante usando una túnica. Me inspiró”.
wp_20170220_010Itié, fascinada con los colores y trenzas de la primera temporada, llegó a pensar en casarse ante lo linda que estuvo la boda, pero en la segunda, cuando tuvo que abrazar la moda hebrea, su entusiasmó se vino abajo.
“Es bellísima la caracterización. Hay un momento antes y después”, dijo Sampaio.
Aunque ya se sabía que los actores no habían visto la versión editada de la película, se vivió un tenso momento cuando se enteraron de que habían sido doblados al castellano. La distribuidora aclaró que habrá algunas copias en idioma original, aunque no se supo por qué no había sido mostrada a la crítica: “La voz es muy importante”, ratificó Itié, “A veces Denise Del Vecchio, que interpreta a la madre de Moisés, me llevaba aparte para que no viera lo que se estaba grabando, y me decía ´hay que escuchar las escenas´”.
En cuanto a sus comienzos, Winter resaltó que “es muy difícil vivir del arte. Siempre hay que luchar. Pensé en bajar los brazos cuando empecé en Río de Janeiro. Fueron muy duros los días en que quería volver a San Pablo. La fe es lo más importante y no tiene nada que ver con la religión. Los jóvenes tienen que creer en sí mismos”.
Para Itié, “la persona tienen que comprender si quiere ser actor o si quiere ser famoso”. A lo que Sampaio agregó lo importante de “construir cimietos y buscar alternativas”.
A la pregunta de qué Moisés es el que se retrata en el filme, Winter lo definió como “una versión humana”, e Itié relató las discusiones que tuvo con su psicóloga judía acerca del tema. Pero Sampaio zanjó la cuestión poniendo el acento en “la fidelidad del público” y en las “licencias poéticas en cuanto al formato de la novela”.wp_20170220_010wp_20170220_010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s