Cosquín 2018: Luciano Pereyra acaparó la cuarta luna

Cosquín (por Blanca López y Luis Digiano, enviados especiales).- En una noche donde sobresalieron las actuaciones de Nahuel Pennisi y Destino San Javier, Luciano Pereyra se coronó como rey de la cuarta luna coscoína. Desde el inicio, y con la plaza cubierta casi en su totalidad, el cantante de Luján protagonizó un concierto donde hizo en su último álbum “La vida al viento”, combinado con éxitos de su vasta carrera. “Olvidame”, “Chaupi corazón” (en tributo de su autor Palito Acuña), “El vestido rojo” y “Porque aún te amo” fueron los temas predominantes. Junto a Nahuel Pennisi, regalaron a la enfervorizada platea, la “Zamba para olvidar”. En el emotivo cierre, y ante el pedido incesante de un bis, con “Como tú” finalizó su lucida presentación.
Por su parte, Pennisi se posesionó como candidato a la Consagración de Cosquín con composiciones en las que impuso su personalidad: “Posadeña linda”, “Como abrojo al pasar”, “Piedra y camino”, “El olvidao”, y una selección de zambas, “Balderrama”, “Zamba del cantor enamorado”, “Cuando ya nadie te nombre” y “Zamba por vos”. A pedido del público, “La oración del remanso”, de Jorge Fandermole puso punto final con ovación de pie a su actuación.
Siguiendo el legado de sus padres, integrantes del Trío San Javier, sus herederos, Destino San Javier, logró poner al público de su lado desde el primer instante con un sobrio recuerdo del repertorio de sus padres. Así revivieron piezas de la talla “Se me hace agüita la boca”, “La Oma” y “15 primaveras”. Agradecidos, sumaron la presencia de José “Pepe” Ragone, papá de Bruno y Paolo, rindiéndole tributo a su tierra natal, Tucumán, con “A Monteros”. Para la yapa, Bruno, Paolo y Franco Favini, hijo del recordado Pedro, interpretaron “Por qué será”.
El toque femenino vino de la mano de la rafaelina Patricia Ratti, quien tuvo que mantener en alto el ritmo caliente que impuso Pereyra. Sin amilanarse, y sin facilismos en el repertorio, se ganó a la platea provocando el aplauso y la aceptación.
Regionario es el nombre de la obra conceptual que Josho González, de La Rioja, Gustavo Ecclesia, de la provincia de Buenos Aires, y Ariel Arroyo, de Comodoro Rivadavia, trajeron a Cosquín, en la que la canción tomó el protagonismo.
Anoche, en el marco del ciclo Postales de Provincia, le tocó el turno a Jujuy, con un colorido carnaval liderado por el grupo Coroico, rodeado de un nutrido grupo de bailarines; y la Madre de Ciudadades, Santiago del Estero, homenajeó, a la mujer de su tierra, mostrando como emblema a María Luisa Paz de Carabajal.
Ceibo, locales y Consagración 2011, no mostró mayores novedades, mientras que los ganadores del Pre Cosquín, Atamiski, de la sede Alberti, en el rubro Conjunto de Baile Folklórico, y La Sincopada, en categoría tema inédito con “Verde Agua”, jugaron sus fichas para obtener el deseado premio Revelación.
En la culminación de la cuarta jornada, Los Nocheros, continuando con los festejos de 30 años de trayectoria, recorrieron sus clásicos conjugando el amor con lo festivalero: “Roja boca”, “No saber de tí”, “Canto nochero”, “Angélica”, “Mucho más que piel” y “Dejame que me vaya”, sumando a estas reconocidas melodías, el actual “El pim pim”. Al igual que el inolvidable y virtuoso guitarrista Cacho Tirao les brindara un espacio en 1994 dentro del suyo en el escenario Atahualpa Yupanqui, ahora fue el grupo salteño el que dejó paso a jóvenes promesas: Lorena Salomón, Jacinta Condorí y Dani Guardia, el ex cantante de La Barra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s