Fernando Ruiz Díaz, lo más destacado de los 20 años del Cosquín Rock

Cosquín Rock (por enviado Luis Digiano).- El guitarrista y cantante Fernando Ruiz Díaz, al frente de su actual formación Vanthra, un inmenso power trío, fue lo más destacado de la extensa jornada de festejos rockeros por los 20 años del Cosquín Rock desde el lugar donde nació la plaza Próspero Molina.
No sólo por lo musical, que fue excelente, sino especialmente por lo emotivo, al dedicarle su actuación a su hermano Gabriel Ruíz Díaz, quien sufriera un tremendo accidente hace algunos años, y con quien fundara la agrupación Catupecu Machu. Fue por eso que interpretó varios temas de dicha formación  sumando en la veintena de piezas, “Dale”, “Magia veneno” y “Perfectos cromosomas”, entre otras.
El cierre fue para los ex Sumo, Las Pelotas, con una buena cantidad de clásicos de su extensa carrera a los que agregaron su más reciente tema “Nadie fue” y, con la presencia en escena de Fernando Ruiz Díaz, incluyeron “El ojo blindado”.
Kapanga, la banda oriu,nda de Quilmes, con la personalidad de su vocalista el Mono, hizo bailar y poguear (hasta pidió hacer un espacio exclusivo para chicas) con su mezcla de rock, cuarteto, ska y toques bailanteros, mostrando un nivel para hacer divertir al público.
También invitaron al ex Catupecu para entonar “Mono relojero” y “El universal”.
Tuvo su momento el bajista Micky Rodríguez y La Que Faltaba, ex Los Piojos,  quien además de sus composiciones brindó tributo a su ex agrupación, típica del rock barrial de los ’90.
Otro de los destacados fue el cantautor Palo Pandolfo con la Hermandad que tuvo su momento sublime cuando revivió el hits de su primera banda Don Cornelio y la Zona, con “Ella vendrá” en una nueva versión más rockeada.
En el inicio del festival pasaron las agrupaciones locales Los Navarro, Juan Terrenal y el histórico Armando Flores, quienes pusieron lo suyo mostrando la realidad del rock cordobés.
Fue una noche ejemplar donde más de diez mil personas vivieron su fiesta, festejando los 20 años del festival rockero más importante de Argentina y con la mayor variedad musical.
Lo criticable y lamentable de la jornada fueron, primero la falta de baños que produjo colas de hasta 70 personas en cada lugar, y segundo, la increíble cantidad de policías presentes desde los locales, hasta los provinciales, incluyendo un cuerpo especializado de comandos de camuflaje y con pasamontañas. Un poco mucho, ¿no?…

 

Especial Black Metal: Enisum, Hermodr, Ellende, Illyria y Ashbringer

Enisum “Moth’s Illusion” (2019) Avantgarde Music
Género: Post Black Metal
Puntaje: 80/100

1

Sexto disco para los italianos Enisum, que desde 2006, pese a algunos cambios sonoros, vienen incursionando en un black metal frondoso en su inspiración por la naturaleza y los sonidos boreales, entremezclado en composiciones longevas y una versatilidad que va desde un metal extremo frío hasta ambientaciones áridas que llevan por paisajes interminables. “Moth’s Ilussion” sigue la misma línea que su predecesor “Seasons Of Desolation” (2017), aunque no logra alcanzar el gran nivel hecho en “Arpitanian Lands” (2015), el cual en mi opinión, es su mejor disco hasta la fecha. Canciones que desde su emoción, pregonan un mensaje lleno de historias bellas y sentidas, adentrándose en lo que es la verdadera oscuridad y penumbra en el ser humano, pero sacado con vuelos poéticos, como si se amigaran constantemente con el dolor. Enisum siempre que edita material nuevo, conlleva un dejo de melancolía que vanagloria lo acontecido por estos muchachos.

Hermodr “Forest Sky” (2019) Wolfspell Records
Género: Atmospheric Black Metal
Puntaje: 73/100

2

En lo personal, ya cuando una banda decide llamarse por un tema de Burzum, arrancamos con el pie derecho (soy zurdo gente, disculpen el malentendido). Y prácticamente el metal negro que hacen está orientado a los 90’s más experimentales del infame Vikernes, pero con una vuelta de tuerca, sobre todo gracias a las melodías limpias y pasajes largos simples pero efectivos, que hacen que Hermodr termine saliendo bien parado en la contienda. Aunque a veces los traicione la influencia de Varg, los mejores momentos son cuando se personalizan y encuentran su verdadera identidad. Para seguidores del kvlt a los 90’s con la eclecticidad de los 00’s.

Ellende “Lebensnehmer” (2019) AOP Records
Género: Ambient Post Black Metal
Puntaje: 90/100

3

Hola, me encanta Ellende. Escuchenlos. Así de simple podría hacer esta review sobre una de las bandas austríacas de post black con mayor proyección en estos siete años de trayectoria. El comienzo de “Augenblick” y todo el tema general, se alza como una de las composiciones más ambiciosas del género en el año. Este proyecto solista de Lukas Gorsch (ex Aphotic Excess), tranquilamente se posiciona como una de las propuestas a tener muy en cuenta, que intentan cambiar el paradigma del estilo, adentrándose en costados más introspectivos y naturistas.

Illyria “The Carpathian Summit” (2019) Independiente
Género: Blackgaze / Technical Metalcore
Puntaje: 95/100

4

Australia siempre va a estar un paso adelante del planeta en el plano musical, más si a metal experimental se refiere. Y acá tenemos a Illyria, que se toman el atrevimiento de mezclar géneros tan disímiles como hermosos, como lo son el post black metal y el shoegaze, con las raíces de core de gama australiana. Riffs entrecortados y cautivantes, en el medio de una magistralidad tan pura que solo una banda de por esos lares podría causar. La originalidad y versatilidad con la que se mueven estos muchachos realmente es impactante, sobre todo para el momento en el que se piensa que está todo inventado. Bueno no, solo hay que investigar un poco más.

Ashbringer “Absolution” (2019) Prosthetic Records
Género: Ambient Folk Post Black Metal
Puntaje: 77/100

5.jpg

En el caso de Ashbringer, grandes eruditos del género, en su costado más folk y apacible, sin centrarse tanto en lo extremo, sino más en la sensación de lo hecho y en melodías que atrapen al escucha con tonalidades cristalinas y orquestaciones breves pero correctas, “Absolution” continúa la misma senda que están transitando desde aquel “Vacant” (2015). Se podría cerrar todo como una trilogía, porque al poner los tres discos, agregando “Yugen” (2016), suenan como una historia conjunta que lleva por distintos estados emocionales tanto a los músicos como a los oyentes. “Absolution” muestra el gran presente de una banda que no bifurca pero que tampoco desentona, mostrándose como otro gran exponente del presente que está pasando el black metal en todas sus vertientes.

Own Omnipresence: “La escena chilena está resurgiendo a grandes pasos”

Hablamos con los chicos de Own Omnipresence, una joven banda del país trasandino de Chile. Emparentados con el deathcore y el death metal, son una de las agrupaciones más activas de su movida y se enfilan como referentes del género en el continente. Esto es lo que tienen para decir…

2

– ¿Cómo vivieron la fecha del Festival Internacional de Hardcore? ¿Qué piensan acerca de los festivales con diversidad de estilos musicales?

Daniel: Fue una experiencia nueva, es un circuito por el que no nos movemos mucho y la respuesta del público fue muy agradable para nosotros. Agradecimientos especiales y mención honrosa para nuestro amigo Ivo Céspedes quien hizo todo lo posible para asegurarnos la mayor comodidad, buen timing y show.
Jano: Nos gusta la idea de la diversidad en festivales, por la oportunidad de abrir el círculo de quienes te escuchan y así también poder estar en contacto con otros géneros, conocer cómo son sus puestas en escena y ver otros recursos en cuanto a lo sonoro. Es una buena instancia y, aparte, así te pones a prueba con tu show para poder llegar a alguien que es ajeno a tu circuito. Muy agradecidos de participar en shows así y la idea es que se sigan realizando.

– ¿Hay algún concepto detrás de “The Common Paths Of Anger”?

Jano: Siempre estuvo en mente buscar un concepto para el nombre del trabajo que hiciera alusión a los cambios que sufrió la banda en cada tema, ya que son temas con diferencia de años en su composición y se dio que siempre hubo una variación en la alineación antes de llegar a la forma final. Después de haber abrazado un par de ideas que nunca quedaron como definitivas, surgió la idea de cerrar el EP con el nombre inicial de la banda, The Common Paths Of Anger (Pre – Own Omnipresence), lo que enmarcaría el salto de nuestro proyecto; desde la inestabilidad en las alineaciones que pasaron hasta la formación actual que se ha mantenido y seguimos trabajando sobre suelo firme.

– ¿Cómo fue el proceso de grabación del EP?

Jano: Fue muy gratificante y llenador, ya que pudimos materializar, en muy buena calidad, lo que veníamos moldeando durante estos años de trabajo como banda. Hicimos varias maquetas, a nivel casero y de ensayo, que ni se comparan con el resultado. Con Adrián, particularmente, con quien iniciamos este proyecto, nos emocionamos al tener el material acabado. Inexplicable esa sensación. Fueron varias sesiones de grabación y trabajo en conjunto con Felipe Cuevas de Estudio Arrebol, y el sonido final puede hablar por sí solo. Quedamos satisfechos y sobrepasados en nuestras expectativas.
Daniel: La verdad fue muy emocionante, fueron años de esfuerzos de cada uno de nosotros 5 traducidos a 6 meses de grabación y un disco repleto de amor y orgullo. Mención honrosa para Felipe Cuevas de Estudio Arrebol por toda la experiencia, es un placer trabajar con él.

– ¿Cómo llegaron a la decisión de componer las letras en inglés?

Jano: Desde un inicio se quisieron hacer letras en español, pero también en el camino surgieron letras en inglés, ya que es innegable que tienen mayor llegada y aparte es a lo que estamos más acostumbrados e interiorizamos mejor en estos géneros. 4 de los temas en el EP, han variado o cambiado su letra original, algunos hasta 2 veces. Otra cosa también es que con la llegada de Daniel, que tiene un mejor manejo en el idioma inglés, se hizo más fácil llevar a cabo éstas, y ya conocemos los buenos resultados.
Daniel: Desde chico siempre tuve la idea de cantar y escribir en inglés, también me parecía más atractivo al momento de cantar gutural. Aunque hace algunos años no se me habría ocurrido, hace un tiempo que he comenzado a experimentar más con el español al momento de componer letras y creo que sí han resultado buenas ideas. Se puede apreciar en 2 de las 3 canciones del EP a las cuales les escribí la letra y en el nuevo material que estamos trabajando con la banda.

– Hacen un deathcore más orientado a Rings Of Saturn o los comienzos de Fallujah, algo no muy habitual en el continente, ¿cómo se gestó el sonido Own Omnipresence?

Jano: Si bien las bases se sientan en el Death Metal, el Deathcore es parte de las influencias de nosotros, por eso al momento de definirnos no podemos casarnos con un género y los mencionamos a ambos. Esto también simpatiza con ambos públicos, gente que escucha solo DM nos apoya y les gusta nuestro sonido, como los que escuchan DC (aunque estos últimos estén más abiertos a más propuestas, sobre todo actuales). Son diversas las bandas que podría mencionar entre las influencias: Rose Funeral, Gojira, Death, Thy Art is Murder, A Canorous Quintet, The Black Dahlia Murder, son algunas de las que puedo recoger en este instante, pero en ningún momento intentamos emular o sonar como ellos, si no que siempre creamos en base a lo que nosotros ideamos, hablando específicamente de lo instrumental, ya que si nos vamos a lo vocal, el deathcore reside ahí con mayor fuerza, Daniel es un vocalista muy versátil y amante del género desde sus inicios, con el Count Your Blessings como influencia directa.

– ¿Cómo ven la escena chilena? ¿Cuáles son los pros y los contras de ser una banda de metal extremo en Sudamérica para ustedes?

Daniel: Actualmente la escena chilena está resurgiendo a grandes pasos, las bandas están trabajando para tener un material de calidad y digno de presentar en todo el mundo. Desde la calidad de la grabación, el show en vivo, merch, organización de eventos y el manejo de RRSS el profesionalismo se nota cada vez más. Los contras serían el constante prejuicio por parte de la gente hacia las bandas, en algunas mentes aún existe esa brecha de conflicto entre el Metal y el Core. Mucha gente sigue juzgando por la apariencia. También está la costumbre de organizar mal los shows. Organizadores que no cumplen con el mínimo de responsabilidad de entregar información sobre el evento en el que participas con un tiempo prudente. Mucha gente no respeta el esfuerzo y trabajo de las bandas pidiendo y casi exigiendo descuentos en el merch o que los dejen pasar gratis a los shows. Aquí aún falta mucha cultura y generarla a través de la constancia y ejemplo es nuestro deber como músicos y bandas.
Jano: Concuerdo con Dani, las bandas están preocupándose mucho del sonido y la imagen que quieren entregar, por eso han salido trabajos espectaculares en nuestra escena que recorren, sin mayor presentación, el orbe. Bandas amigas que han dado que hablar como Betrayal Devours Cowards, Beneath From Me, Before Breathing, The Antarctica Project, se me vienen a la mente y presentan un muy buen nivel. Lo que está en contra es precisamente la valoración a este trabajo que hacen las bandas. Los productores, los locales donde se toca, ya que disponen del espacio, e incluyen dentro de sus servicios los shows musicales, pero no tiene condiciones mínimas: ni el espacio, ni el trato hacia las bandas, y el público, ya que no es tanta la asistencia a los shows y no se toma en cuenta el trabajo de generar buen merch y, en general, un buen producto de las bandas. Y sobre la diferencia entre el Metal más puritano y las ramas con influencia del Core, que aún existe, ya es menor. Simplemente no se mezclan en shows los más estrictos, pero ya se está cambiando esa mentalidad con las nuevas generaciones y se están abriendo el espacio y el prejuicio, que en realidad me parece estúpido, sobre los géneros con influencias más frescas.

– ¿Qué conocen de Argentina? ¿Cuáles bandas les gustan de acá?

Jano: Por mi parte escuché mucho tiempo Hermética y Horcas, Daniel tiene una influencia más hardcore.
Daniel: Portland y Cursi no muere, con quienes tuvimos el honor de compartir escenario en el pasado Fest. Int. HC de Stgo. 888, A Thousand Years Of Plagues, Uniones, Fun People, Boom Boom Kid, Eterna Inocencia, son algunas de las bandas.

– ¿Cuáles son sus planes para el resto del año?

Daniel: Estamos trabajando material audiovisual. A la fecha hemos publicado 2 String Playthroughs y nos quedan algunas sorpresas bajo la manga para lo que queda del 2019. También llevamos un tiempo componiendo material nuevo, así que estén atentxs al 2020!
Jano: Ya lo ha dicho mi hermano. Se vienen sorpresas bastante interesantes, en lo audiovisual y en el nuevo material, donde no descartamos una colaboración grosera…

– La última es para que digan lo que quieran

Daniel: Bueno, agradecerte a ti Matías por el interés que has mostrado por la banda, por comprar nuestro merch y apoyarnos desde el otro lado de la cordillera, todo esto nos alegró mucho, saber que valoran nuestro trabajo con amor nos motiva aún más a seguir en este camino y lograr nuestros sueños, que para eso son, para hacerlos realidad. A pesar de nuestros esfuerzos como banda, sin ustedes nuestros fans, no habríamos logrado lo que llevamos hasta la fecha. Todos ustedes son parte de esto y es hermoso que sea así. Infinitas gracias.
Jano: Agradecido por tu interés en nuestra banda, saber que estamos sonando fuera de este flaco y podrido país (podrido pero con gente creativa muy hermosa) nos alimenta el corazón y, redundando con Daniel, nos motiva a seguir trabajando y seguir entregando nuestra música, esta es la evidencia de que haciendo las cosas bien se puede llegar a rincones impensados con el arte. Nos encantaría estar por Argentina dando shows y es algo que nos estamos planteando a un plazo no muy largo, de verdad. Own Omnipresence somos Daniel, Adrián, Beto, Andrés y yo, Jano. Atentos a las jugadas que se vienen!

Reviews: Heart Of A Coward, Drown In Sulphur, Ingested, Vilegloom y Extortionist

Heart Of A Coward “The Disconnect” (2019) Arising Empire
Género: Djent / Metalcore
Puntaje: 70/100

1

La trayectoria de Heart Of A Coward, pese a sus irregularidades, tiene sus momentos intachables que por algo hacen que se los considere como uno de los precursores del djent. En “The Disconnect”, ni bien comienza “Drown In Ruin”, el nivel 2019 de HOAC se basa en sonar como una mezcla de Textures, Meshuggah y Architects, amalgamados de manera sonora casi futurista y con tintes líricos muy pesimistas, logrando impactar desde el vamos, a base de su particular manera de hacer metalcore técnico y dejando la vara alta para lo que resta del disco. Manejándose de una manera lineal hasta “Return To Dust”, que baja un par de cambios en pos de mostrar también el lado experimental del grupo, para retornar con una seguidilla inexorable a cargo de “Suffocate”, “Parasite” e “Isolation”. Aunque no haya muchas variantes a la propuesta, Heart Of A Coward resultan airosos de esta contienda y agregan varias canciones más a su, ya extenso, repertorio.

Drown In Sulphur “Blackwind” (2019) Independiente
Género: Deathcore
Puntaje: 70/100

2

Al comenzar “Serpenthyne”,ya nos hacemos la idea de que estamos ante un EP de puro deathcore en versión 2019, es decir, moderno, más prolijo y denso. Denso en el buen uso de la palabra en cuanto a riffs cortantes, breakdowns pesados y arreglos interesantes, que llevan a Drown In Sulphur a intentar superar constantemente, cosa que logran por momentos en leves atisbos de despertar que tiene por cometido separarse un poco de la gama común y corriente de bandas del estilo. Las restantes “Psychovangelist”, “Blackwind”, “Sulphur”, “Nuclear Dawn” y “Moths”, siguen, prácticamente, las mismas intenciones, a veces sonando más death o core, dependiendo la ocasión, pero al fin y al cabo, dejando a “Blackwind” bien en alto como lo mejor del grupo hasta ahora.

Ingested “Call Of The Void” (2019) Unique Leader Records
Género: Deathcore / Brutal Death Metal
Puntaje: 80/100

3

El primer cambio notorio es la estética en cuanto a Ingested se refiere. Pasamos de tener todas tapas de discos regurgitadas, ilegibles, virulentas y gore, a que en este “Call Of The Void” el frente sea oscuro, intrigante y más sobrio. “Mouth Of The Abyss”, “Eternal Kingdom Pt. I”, “Eternal Kingdom Pt. II” y “The Empyrean Creed”, tienen otras intenciones que sus predecesoras. Sino notar la intro de “Eternal Kingdom Pt. I” y sus cambios en los riffs, o su segunda parte a pura guitarra limpia y melodía, casi como un interludio. Ojo, tenemos al mismo Ingested visceral, pero más maduro y con otro enfoque, que hace que “Call Of The Void” se presente como una muy buena vuelta de tuerca a su sonido. El final directamente engloba toda la magistralidad de la banda en un mismo punto. Quizás, este sea el renacer de Ingested.

Vilegloom “Distrust” (2019) Independiente
Género: Downtempo / Hardcore / Djent
Puntaje: 77/100

4

“Abysmal”, “Distrust”, “Worthless”, “Father”, “Lotus” y “Smoak”, son los componentes que Vilegloom necesitó para diagramar este “Distrust”. Un EP adherido a los tiempos que corren, con esa cruza entre lo real y lo analógico, breakdowns lentos que no sabés cuando van a golpear, un concepto que une a cada canción para que el respiro no llegue, riffs disonantes y una composición simple pero efectiva que no te deja entender si estás ante una banda downtempo o djent, descolocando en el momento correcto. Vilegloom recién está arrancando, pero con un comienzo como este, el futuro se ve muy promisorio.

Extortionist “Sever The Cord” SSR Records
Género: Beatdown / Hardcore
Puntaje: 55/100

5

Al sonar “Bad Vibes”, la primer pregunta que aparece es: ¿había tanta necesidad de emular a Korn? Es que Extortionist desecha su pasado de a poco, enfatizando sus estrofas en épocas de antaño, con estribillos nu metaleros que terminan sonando disímiles y sin sentido, haciendo que se pierda la potencia de la canción. Por suerte, esto no sucede en cada canción, pero cuando aparece, termina por oscurecer todo el trabajo hecho. Es una lástima, al jugar mucho con la identidad de la banda, se pierde lo esencial. Al mismo tiempo, también sacaron un “s/t” hace unas semanas, editando dos producciones un mismo año, con la propuesta anterior. “Sever The Cord”, ¿intento fallido o experimentación?

Reviews: Batushka, Diamond Construct, Cursed Earth y Gaahls WYRD

Batushka “Hospodi” (2019) Metal Blade Records
Género: Atmospheric / Occult Black Metal
Puntaje: 65/100

1

Escapándole a cada una de las polémicas que envolvieron el lanzamiento de este segundo disco de Batushka, en los que problemas legales, disputas por el nombre y demás idioteces que hacen que el ocultismo que tanto mistifica a esta banda, se pierda instantáneamente, un nuevo lanzamiento de los polacos significa un punto de quiebre en el panorama del metal extremo mundial. “Hospodi” comienza perdiendo la batalla por términos externos, pero ni bien comienza el ritual en la intro “Wozglas”, los sin nombre arremeten con “Dziewiatyj Czas”, mostrando más lugar a la experimentación que su predecesor “Litourgiya” (2015). Con riffs de tonos épicos, una oscuridad abrumadora, y una instrumentación cambiante que denota el lado más de culto de una agrupación irreverente y sin miedo. Con menor duración que su antecesor, “Hospodi” es un disco común y corriente, para los parámetros de una banda del estilo, y que no desentona con la historia de Batushka, pero concluye dejando un gusto a poco importante. Quizás la solución sería juntar las partes divididas y quedar en pos de la música en vez del dinero o los egos.

Diamond Construct “Diamond Construct” (2019) Greyscale Records
Género: Metalcore / Chaotic / Mathcore
Puntaje: 78/100

2

Nombrar a un disco de forma homónima es una afirmación de ideales y de decir “esto es realmente lo que somos”, y Diamond Construct lo tiene bastante claro. Formando parte del nuevo aluvión de bandas australianas que incursionan en el lado más analógico y futurista del core en general, Diamond Construct en su fundamentación de principios rompe cada una de las barreras sonoras con composiciones complicadas e intrincadas, carentes de estructuras y llenas de sorpresas, con la certeza de que nunca vas a saber dónde va a caer el golpe. Ejemplo claro es “Animus”, que oscila en cada una de las vertientes del género, desde el beatdown, el downtempo, el prog metalcore hasta el mathcore, rindiéndole tributo a cada una de las fórmulas… al no poseer fórmula. El trabajo se vuelve impresionante en las primeras canciones, recordando a la manera de hacer las cosas del viejo Structures, pero va perdiendo fuerza al pasar los temas, lo que muestra que quizás la fórmula de no tener fórmula no funciona en toda ocasión. Aún así, Diamond Construct se posicionan tranquilamente como el futuro del estilo.

Cursed Earth “The Deathbed Sessions” (2019)UNFD
Género: Hardcore / Black / Death Metal
Puntaje: 85/100

3

18 minutos necesita Cursed Earth para quebrar cada hueso y músculo de tu cuerpo con un “The Deathbed Sessions” apabullante, inmenso y partecuellos. La propuesta de afinar con tonalidad de death metal y hacer hardcore al mismo tiempo, funciona, y mucho. Sino hablen con Code Orange, Xibalba, Venom Prison, etc. Lo de Cursed Earth va por un costado más pantanoso y sucio, como si su desprolijidad estuviese premeditada pero sonara completamente acorde al momento. Siete canciones sin desperdicio alguno de una banda sin miedo a nada de lo que le pongan enfrente. Tercer disco de estudio en cinco años sin parar, muestran que acá hay talento y furia para rato.

Gaahls WYRD “Gastir – Ghosts Invited” (2019) Season Of Mist
Género: Black Metal
Puntaje: 79/100

4

Se está volviendo tendencia que aquellos frontman que alguna vez supieron estar enfrente de las bandas más icónicas del black metal, tales son los casos de Abbath con Immortal o Ihsahn con Emperor, para que el infame Gaahl aparezca con su proyecto solista y dejar atrás su pasado en Gorgoroth y God Seed. Quizás, no como los mencionados arriba, lo del noruego pase por un costado más radical, ya que se centra casi fervientemente en una sonoridad parecida a sus bandas precursoras, y en este “Gastir – Ghosts Invited” se desgrane con un auténtico disco de black puro, con un sonido un poco mejor ecualizado pero que intenta emular a los 90’s dorados y oscuros para el género. Con riffs más cercanos al doom y generando climas, Gaahl deja bien parado su presente con su particular voz cansina entre tanta malevolencia junta, intentando reafirmar que el verdadero talento detrás de toda la música que lo vio emerger, residía en él. Sus acompañantes tienen bien en claro su propósito, y en pleno 2019, editaron un disco de trve norwegian black metal.