“Mi viejo core no es lo que era”: Northlane, Thy Art Is Murder, Crown The Empire, Wage War y Wolves At The Gate

Northlane “Alien” (2019) UNFD
Género: Modern Metal / Experimental
Puntaje: 90/100

1

A estas alturas del partido, Northlane puede hacer lo que verdaderamente se les de la gana. Siempre tuvieron ese derecho, pero con lo acontecido a partir del 2015 con “Node” y la entrada de Marcus Bridge a la banda, la N fue creciendo de una manera tan paulatina como abismal. Quizás sigan teniendo detractores o reacios, entre los cuales a veces me encuentro, pero ni bien comienza “Details Matter”, en esa cruza de djent completamente denso y pesado y un sonido futurista venido de otro planeta. Realmente ahí es cuando cae la ficha de la majestuosidad de esta banda. Ya me había cerciorado de ello en 2017 cuando visitaron Argentina, pero creo que con esta nueva producción en la que se aventuran a experimentar con cual género que se les venga a la mente, “Alien” se consolida como uno de los discos más versátiles e interesantes del año.

Thy Art Is Murder “Human Target” (2019) Nuclear Blast
Género: Modern Death Metal
Puntaje: 65/100

2

El fenómeno Thy Art Is Murder concluyó por propagarse con aquel “Hate” en 2013 que los catapultó al frente de la esperanza del deathcore mundial, junto a Fit FOr An Autopsy y muchas bandas. Seis años después, luego de dos discos aceptadísimos y de gran nivel como “Holy War” (2015) y “Dear Desolation” (2017), y cumpliendo con la premisa de una producción cada dos años, TAIM en “Human Target” terminan por sonar cual réplica de los ya nombrados Fit For An Autopsy, adentrándose en una temática apocalíptica y preocupada por la desidia de la raza humana hacia su propio mundo e inclinándose por un carácter revolucionario y contestatario lleno de política en sus líricas. Pero “Human Target” hace agua en la repetición de la misma fórmula que los hizo conocidos. El riff de “New Gods” ya lo escuchamos en “Holy War”, los matices en “Eternal Suffering” ya fueron abarcados por el grupo, y demás ejemplos. Este quinto disco de estudio es de mucho nivel, que no se malentienda, pero Thy Art Is Murder no termina de explotar todo su potencial por quedarse en la zona de confort.

Crown The Empire “Sudden Sky” (2019) Rise Records
Género: Experimental Rock / Post Hardcore
Puntaje: 65/100

3

Comienza “20/20” y no sé si estoy escuchando el nuevo de Kasabian o a Crown The Empire. Lentamente, a medida que pasaron los años, CTE fue cambiando su propuesta hacia costados más comerciales. Y sobre todo teniendo en cuenta el aluvión del nuevo estilo que generó Bring Me The Horizon en todo momento, era cuestión de tiempo que Crown The Empire se uniera a la lista de agrupaciones que intentaran emular lo hecho por los británicos. Pero volviendo a este “Sudden Sky”, en formato cuarteto luego de la partida de uno de sus cantantes, estamos ante un Crown The Empire muy maduro, con un sentido predispuesto a realmente sonar personales, aunque algo llevados por la corriente, pero genuinos en el resultado final.

Wage War “Pressure” (2019) Fearless Records
Género: Post Hardcore / Metalcore
Puntaje: 75/100

4

El caso Wage War es uno bastante particular. Teniendo en cuenta su irregularidad a la hora de componer, ya que pasan de canciones increíbles como la inicial “Who I Am”, donde el estribillo se te va a quedar pegado hasta el año que viene más o menos, para después recurrir a tópicos habituales y algo trillados como en “Low”, dejando un sentimiento algo agridulce. Pero que Wage War es una gran banda, de eso no cabe duda. Están manteniendo bien en alto un género díficil, que se resigna a perecer. Solo para fans del estilo. Y sucumban a unos buenos breakdowns. Todavía no alcanzaron su verdadero nivel, pero están cerca de ello.

Wolves At The Gate “Eclipse” (2019) Solid State Records
Género: Metalcore
Puntaje: 55/100

5

Qué manera de arrancar un disco con una canción como “The Cure”. Wolves At The Gate siempre tuvieron esa dicotomía de sonar más experimentales que sus colegas y de adentrarse a editar discos largos de duración, que se hacen complicados a veces de captar la verdadera atención del oyente. Y desgraciadamente, en “Eclipse” vuelve a suceder. Las primeras siete canciones realmente muestran el gran talento de estos muchachos, sobre todo a la hora de diagramar estribillos gancheros y controlar una furia que pide violencia sonora a gritos. Pero después, se desinfla rápidamente, entregando temas algo de relleno que hacen mucha agua. Una lástima.

Anuncios

Reviews: Entre trap y pop

Paulo Londra “Homerun” (2019) Warner Music Argentina
Género: Trap / Pop
Puntaje: 40/100

1

La primera conclusión después de escuchar la hora y monedas que dura “Homerun”, el primer disco de Paulo, la sensación del trap y de la música hispana, es que estamos ante una oportunidad desperdiciada. 18 canciones, es decir, TODOS los temas que sacó desde “Condenado Para El Millón” (2017), unidos en una recopilación que carece de coherencia y cohesión a la hora de unir canciones que funcionan como singles, pero en pos de un disco larga duración, aburren, desentonan y terminan mostrando una saturación y sobreutilización de recursos que hicieron famoso al artista cordobés. Si tomamos por separado a “Tal Vez”, “Adan Y Eva”, el ya mencionado “Condenado Para El Millón”, o “Dímelo”, tenemos grandes exponentes del “trap sano” del chico bueno del momento, pero lamentablemente, falla estrepitosamente en el intento. Esperemos que sus productores comiencen a pensar más en su carrera que en los billetes. ¿Qué iluso de mi parte, no?

Cazzu “Error ’93” (2019) Rimas Entertainment
Género: Trap / Reggaeton
Puntaje: 90/100

2

Si hablamos de Cazzu, hablamos de pensar cada paso con meticulosidad y de rodearse de artistas y de personas que se centran en la música y en intentar pegarla de la manera correcta. Comenzando con “Visto A Las 00:00”, manejando climas con un trap más melancólico y “emo”, como clama la jujeña, para comenzar uno de los mejores discos de trap del momento, con la mayor exponente del género. “Mucha Data” trae consigo un lado más directo, superado y que muestra la pequeña falla del álbum, que es que se repite el ritmo de base en casi todas las canciones, pero por suerte, Cazzu hace estragos con cada uno de los tracks. “Rally”, “Penas Y Problemas”, “Mentiste”, “Al Revés” y “Ya No Quiero”, van jugando con estos dos lados de la cantante, de manera introspectiva con estribillos pegadizos y reflejos de saber cuándo y dónde enfocar el verdadero talento de Cazzu. Dejando “Fuego” como una suerte de interludio, para dar lugar a los hits del disco: “Nada” junto a Lyanno, Rauw Alejandro y Dalex, y “La Clase” con #ModoDiablo, es decir, Duki, Neo Pistea e YSY A. Gran trabajo de años para una propuesta que todavía tiene muchísimo para dar.

The Japanese House “Good At Falling” (2019) Dirty Hit
Género: Experimental / Pop / Lo-fi / Indie
Puntaje: 80/100

3

Enfrentarse a un disco de The Japanese House es tener en cuenta que en algún momento, va a caer una inmensidad de emociones esporádicas causadas por los magistrales sonidos que emanan de esta banda que disco a disco se autosuperan constantemente buscando nuevos sonidos y nuevas personalidades que quedan perfectamente a tono con el mensaje que quieren dar. “Good At Falling” explora todos los límites del grupo sin miedos, tapujos o techos, y si los llega a haber, derribarlos es la única opción viable. Nombrar una canción es hacerle caso omiso a la simpleza hermosa que envuelven a las demás canciones. De lo más recomendable del año.

Lisboa “Portal” (2019) Paper Heart Discos
Género: Indie Rock
Puntaje: 85/100

4

“Películas”, “Rayo”, “Paredón”, “Tobogán”, “A Faltas” y “LWF” son las 6 canciones que componen el primer material de Lisboa, una banda que en su calma y catarsis, centran una elasticidad natural para hacer bellas canciones con reminiscencias a Mi Amigo Invencible o Un Planeta, pero dándole una vuelta de tuerca personal a base de sintetizadores, elementos pop bailables, muy buenos estribillos y letras personales que tranquilamente se pueden sentir a flor de piel. Gran trabajo para una banda que de a poco se alzará como uno de los referentes de la nueva oleada de agrupaciones indie rock nacional.