La búsqueda ya no es tan implacable

«The Marksman» es la nueva película del aclamado Liam Neeson (Búsqueda Implacable, Star Wars, Realmente Amor, The Grey), dirigida por Robert Lorenz (Trouble With The Curve, 2012), como OTRA peli más donde Liam, acá llamado Jim, tiene que matar a mucha gente para salvar a alguien y poco más.

Con la sombra inminente de Clint Eastwood, Liam Neeson vuelve a enfrentarse a decenas de asesinos para salvar a una madre y su hijo de un cartel mexicano, intentando entrar a los Estados Unidos, en una historia que dura una hora y cuarenta minutos, pero que tranquilamente se podría haber obviado.

En épocas donde películas como «Sicario» (2015) se tiene que enfrentar en taquillas a films como «Extracción» (2020), la pregunta de por qué la gente ve filmes de este calibre admito que me abruma.

Tensión entendible, pero disparatada de tramas que ya fueron contadas y la necesidad de encasillar en un papel a un actor que demostró miles de veces la versatilidad y el talento que tiene encima realmente me hace pensar en si escribir o no sobre «El Protector» (The Marksman).

Hay vertientes del cine que no se entienden e intenciones de presupuestar guiones pobres en contenido y distantes de contar algo que valga la pena.
Incluso teniendo en cuenta que Robert Lorenz estuvo detrás de hitos como «Río Místico» y «Million Dollar Baby», a la hora de relatar lo propio queda ese dejo de relleno y escasa creatividad meramente hecha para generar dinero ya que hay público para esta clase de producciones.

Una lástima enorme. MD