Guater Pruf Gruv: «Somos muy receptivos con la música»

Hablamos con Matías Ferrero, bajista de Guater Gruf Pruv, una banda a conocer con un sonido muy particular, presentando su disco «Atípica Danza De Moléculas».

LOGO02_Sfondo

– ¿Cómo surgió «Atípica Danza De Moléculas»? ¿Cómo vivieron el proceso compositivo del mismo?

– Atípica Danza de Moléculas surge tras casi dos años de trabajo en la sala, ensayando y componiendo. Decidimos plasmar en el EP los primeros temas que armamos y, que además, tienen algunas cosas en común. El proceso de composición es siempre la parte más divertida, generalmente compongo desde el bajo, después nos juntamos con Gopal (baterista) y armamos la base, y una vez que está lista craneamos la idea de las teclas y Ro convierte la idea en algo sonoro. Una de las cosas que más tiempo nos lleva es buscar el audio de los teclados, le damos mucha importancia para que cada tema tenga su impronta personal.

– ¿En qué se basaron a la hora de crear Guater Pruf Gruv y su sonido tan peculiar?

-La premisa al formar Guater Pruf Gruv fue poder abarcar la mayor cantidad de estilos y ritmos que se pudieran fusionar. Con Gopal veníamos de tocar juntos en otro proyecto que era más rockero y una vez que se terminó nos entusiasmó la idea de hacer algo un poco más abarcativo. Fue por una cuestión estética también que decidimos cerrar el trío con teclados en vez de guitarra, como lo es convencionalmente. Ahí fue que convocamos a Ro, a quién conocemos hace muchos años.

– Abarcan una gran cantidad de estilos musicales sonando con frescura entre todo lo emergente que está saliendo, ¿cuáles fueron sus influencias al principio? ¿Van mutando con los años?

-Afortunadamente somos muy receptivos con la música, escuchamos de todo y de todos esos artistas se aprende algo siempre. Nuestra primer influencia fue el rock nacional: Los Redondos, Divididos, Spinetta; y a medida que fuimos creciendo nos pusimos a investigar en internet música de afuera por recomendaciones o simple curiosidad, así es como llegamos a tres grandes bandas que nos influyeron muchísimo: Primus, King Crimson y Funkadelic. Mutar es una parte natural nuestra. Somos bastante inquietos y tratamos de depositar en las composiciones todos los conceptos que vamos aprendiendo, lo que lleva a que cada tema sea un viaje distinto.

– Hay un cuidado intensivo en GPG, desde lo estético hasta lo sonoro, ¿cómo viven cada presentación en vivo?

-Para las presentaciones en vivo armamos la lista con bastante anticipación, pensando en los enganches y enlaces entre tema y tema. Una vez que es definitiva, la ensayamos tal cual como sería el show. Es gracias a este trabajo previo que salimos a escena con mucha seguridad y alegría.

– ¿Qué resumen harían de estos 3 años de vida hasta ahora?

-Realmente estos tres años se pasaron volando. Parece que fue ayer que nos juntábamos con Gopo a ver las primeras ideas. La salida del EP cierra de manera maravillosa esa etapa de trabajo, dándonos la posibilidad de encarar nuevas composiciones.

– ¿Cuáles son sus planes para el resto de este raro 2020?

-Los planes para lo que resta del año se basan principalmente en difundir el EP y hacerlo llegar a la mayor cantidad de oídos posibles. También de manera paralela estamos trabajando (cada uno en su casa) en las maquetas de temas nuevos y otros que ya teníamos, pero que no entraron en el EP. Esperando que se flexibilice la cuarentena para por lo menos hacer una presentación vía streaming.

– ¿En qué afecta a GPG esta cuarentena? ¿Cómo la están viviendo?

-Por suerte la cuarentena nos encontró en la etapa final del disco, por eso aprovechamos este parate para difundirlo y subirlo a todas las plataformas digitales disponibles. Para eso contamos con la gran ayuda de nuestra prensa Vicky Belohlawek. Si bien el encierro no es algo agradable y hay mucha gente que la está pasando realmente mal, nosotros somos un grupo privilegiado, pues tenemos casa, trabajo y comida. Nos mantenemos comunicados día a día trabajando en lo que se viene.

– La última es para que digan lo que quieran

-Bueno este espacio final queremos utilizarlo para agradecerles por la difusión, para nosotros las bandas under/emergentes es fundamental todo este apoyo, ¡muchísimas gracias! Pueden encontrarnos en las redes sociales: Facebook, Instagram y Twiter; y además, escucharnos en Spotify, Youtube y Bandacamp.

REVIEWS: CURSI NO MUERE, GULI, SULLII, COQEEIN MONTANA Y BLACKBEAR

Momento de comentar lo que nos llega…

Cursi No Muere “Valientes Quienes Corren” (2019) Paper Heart Discos
Género: Indie / Hardcore/ Emo
Puntaje: 93/100
ER1
Hay bandas hermosas en Argentina. De eso no cabe duda. Dos años pasaron desde aquel “Perdidos En Traslación”, donde un hardcore rabioso y emotivo seguía destellando como en “Robar Flores De Un Cementerio” y en aquellos inicios en donde Cursi No Muere tenía otro nombre, otra realidad, otros sueños. Y llega el día de hoy, y toparse con “Valientes Quienes Corren”, con un sonido mucho más propio, más sentido, aún rabioso, aún emocional, pero que tiene algo más, respira algo más… Gritos de catarsis, guitarras noventeras, una base simple pero contundente, melodías por acá y por allá, y vida. Mucha vida. Cursi No Muere es una banda valiente. Música honesta. Canciones del corazón. Ocho canciones que no llegan a más de 16 minutos, y no se necesita nada más para tenerlo todo, y no se necesita nada más para enfrentar la nada. Valientes quienes corren, valientes quienes no se quedan parados acá, valientes quienes prefieren salir a encontrarse en el camino.

Guli “Yate” (2019) Geiser Discos
Género: Indie / Pop / Experimental
Puntaje: 50/100

ER2
“Obertura” da comienzo a una fiesta esotérica en la que Guli son los anfitriones y los invitados terminan siendo sus huéspedes, como María Pien en “Cintas Con Vos” con toques pop ochenteros sin dejar de lado una ambientación dance y juguetona, o Tomi Morano en “Arriba” abrazando más la estética y aires indie, mientras que Juan Ingaramo hace lo suyo en “Ansia”, y Ca7riel en “M.M.B.F.” y Goyo Degano en “No Hay Nadie” aportan sus voces y estilos, dando un disco versátil. El tema es este, ¿qué sería de “Yate” sin sus invitados? Y eso es lo que termina por dejar un gusto a poco, Guli entretiene pero no llega a cumplir de la manera que debería.

Sullii “You And Everything Blue” (2019) Lone Records
Género: Trap / Lo-fi
Puntaje: 75/100

ER3
¿Quién pensaría que de una banda de tercera fila como Crooks, surgiría un gran exponente de trap relax y chill como Sullii? No es por desmerecer a Crooks, todo lo contrario, pero justamente la nueva faceta de su cantante post separación de banda, como solista y afrontando todo con carácter, determinación y canciones emocionales, Sullii en una nueva entrega, séptima en dos años de lanzar material respectivamente, con su primer disco de estudio por completo. Once canciones que no tienen mucha vuelta más que un buen momento chill.

Coqeein Montana “Fino Y Vulgar” (2019) Espantapájaros Discos
Género: Trap
Puntaje: 50/100

ER4
Es muy gracioso como el trap le llega a cada persona que se formó en el rap. Y justo hablando del Coqee, estamos ante uno de los exponentes más polémicos y controversiales. Pero hablemos de música mejor, y si vamos directo a “Fino Y Vulgar”, en donde seis temas lo componen, con un muy buen trabajo de Hot Plug Beats y con un estilo muy cercano a Kidd Keo. Luego de pasar los menos de 20 minutos del EP, en lo personal, no termina de cerrar ni generar nada, quizás a falta de algún estribillo memorable más que el de “Que Fue” con un fin de hit, pero luego, mucha agua. El producto termina sonando para donde va la tendencia, y seguramente si llega a tener las reproducciones necesarias, va a sonar en bastantes lados, sobre todo luego de aparecer en el remix de “Tumbando El Club” de Neo Pistea, junto a todos los demás exponentes del género en el país.

Blackbear “Anonymous” (2019) Beartrap / Interscope Records
Género: Trap / Pop
Puntaje: 65/100

ER5
La vuelta de Blackbear luego de aquellos “Digital Druglord” y “Cybersex” de 2017, marca que el rey volvió a las andanzas a por más, con un disco de duración como todos los demás artistas, intentando reclamar su lugar más que merecido. “Anonymous” suena necesario, impecable en su producción, pero con algo de falta por canciones más pegadizas, como aquellas que lo catapultaron al lugar que cuenta. En “Anonymous” tenemos a un Blackbear mucho más tranquilo y enfocado, dejando un lado bueno y una vista de que está más vivo que nunca, pero la fórmula necesita un poco de pulir para poder lograr brillar como puede.