Cosquín 2018: Adrián Maggi y el recordado Horacio Guarany, lo mejor de la noche

Cosquín, 23 de enero (por Blanca López y Luis Digiano, enviados especiales).- Apagón y diluvio amenazaron con arruinar la fiesta chayera de la tercera luna coscoína, pero tras media hora de desconcierto, el espectáculo pudo continuar gracias a la presencia de ánimo de Por Siempre Tucu, que impidió que la plaza continuara vaciándose.
Por suerte, y con más del 80% de la Próspero Molina improvisando refugios en paraguas y pilotines, hasta casi las 5 de la madrugada, harina y albahaca inundaron la noche coscoína de la mano de Sergio Galleguillo y su banda, con ayuda de la Delegación de La Rioja, dentro del marco Postales de Provincia.
El canto surero volvió a darse cita en el Festival Mayor del Folklore cuando Adrián Maggi pisó el escenario. Desde el inicio de su actuación, con la argentinidad al palo, se convirtió en una de las figuras de la velada. Por momentos secundado por el guitarrista Osvaldo Lagos (hijo del payador Waldemar Lagos), hizo gala de su mensaje. Al grito de “Viva la Patria” y dejando en claro que “Soy un combatiente contra el olvido”, el oriundo de San Andrés de Giles emocipnó con la milonga- relato “2 de abril”, entonada rodeado de ex combatientes de Malvinas, para coronar su sobrio y ovacionado bloque.
Horacio Guarany recibió su merecido tributo, a un año de su partida, por iniciativa del productor discográfico Hugo Casas, y de Rubén López, manager del Potro en sus últimos 20 años de carrera. Un seleccionado de artistas respondieron con creces al llamado interpretando buena parte del vasto repertorio del ídolo de multitudes: el Chaqueño Palavecino, Marián Farías Gómez, Por Siempre Tucu, la Bruja Salguero, Enrique Llopis, Facundo Toro, Belén Herrera, Dúo Coplanacu, Los 4 de Córdoba, Sergio Galleguillo, Cuti y Roberto Carabajal, y Mario Álvarez Quiroga.
Temas emblemáticos del homenajeado como “Caballo que no galopa”, “Puerto de Santa Cruz”, “Canción del adiós”, “Memorias de una vieja canción”, “Quiero tu voz” y “Padre del Carnaval”, entre otros, fueron coreados por el público, acompañando a los cantores tanto como solistas como en duetos.

Juanjo Domínguez, arreglador musical de varios álbumes de Guarany, y el guitarrista Eduardo Semerario, quien por muchos años lo acompañó, fueron algunos de los músicos que secundaron el combo, y que tuvieron su momento instrumental con “Romance de Plumas Verdes”. El maestro de ceremonias, Rony Vargas, también tuvo sentidas palabras para Palito Acuña, su bombisto y amigo, quien también partió de gira a fines del año pasado. “Si se calla el cantor”, ilustrado con imágenes de sus recitales, fue el cierre con el público cantando de pie.
En el inicio de la tercera luna, Los 4 de Córdoba comenzaron a festejar sus 50 años de trayectoria con su habitual repertorio festivalero, con composiciones de la talla de “Pateando sapos”, “Los cordobeses somos fiesteros” y “La vida va”, entre otros. Junto a ellos, el Negro Álvarez desplegó su set humorístico.
Con veinte temporadas en comunión con su gente, María y Cosecha siguen poniendo su toque de distinción a versiones de clásicos del folklore como “Alfonsina y el mar”, “Triste zaino viejo” y “Te recuerdo, Amanda”, en memoria del poeta y cantor chileno Víctor Jara.
Juventud y tradición se conjugaron en el espectáculo Esta Noche Canta Salta, que une a los Diableros de Orán con Las Voces de Orán. Contrapunto de generaciones se dio en piezas como “Tu piel”, “La Talenita” y la infaltable “Chicharra cantora”, éxito de Las Voces en la década del ´60. Juan Balderrama, el Cuchi Leguizamón, Manuel Castilla, los Cantores del Alba y César Perdiguero fueron recordados como artífices de la movida que generó esa prolífica provincia. En el final, juntas ambas agrupaciones hicieron participar al público con la inolvidable zamba “Balderrama”.
Asimismo tuvieron su lugar el representante de la delegación de Japón, y el ganador del Pre Cosquín en el rubro solista instrumental, Rodrigo Nahuel Minué, de la sede riojana, que sufrió el corte de suministro general en el Valle de Punilla en medio de su actuación.
Tras media hora de incertidumbre y de remada por parte de los conductores del festival, en medio del diluvio y la amenaza de tormenta eléctrica, se hizo nuevamente la luz, con la ayuda de Por Siempre Tucu, que tuvieron a su cargo la remontada de la noche arengando con “Anoche no dormí”, “Zamba de amor y mar” y “Luna tucumana”. Tras hacer regresar a la gente y ponerla a cantar, Coco Marto y Roberto Pérez, secundados por Yuchán, dejaron bien alto el nombre del grupo que una vez integraran junto a Ricardo Romero y el Gringo Bulacio.
Para no decaer, la delegación de La Rioja, en el marco del ciclo Postales de Provincia, sumó el baile y dio comienzo a la enharinada, con temas de viejos cultores chayeros como el Tata Duarte, Quito Carballo y la agrupación Flor de Cardón, para luego darle paso a aquellos que heredaron ese arte.
El corolario de la noche, con Sergio Galleguillo enfervorizando la Próspero Molina, fue el cierre de una inusual, pero satisfactoria jornada que marca los ritmos de esta histórica ciudad: un clima tan caprichoso como benigno para los que se bancan hasta el final y disfrutan al máximo la cita que se da todos los años en este bendito valle durante nueve lunas.

Anuncios

Cosquín 2018: La magia de Néstor Garnica coronó la segunda luna coscoína

Cosquín (por Luis Digiano y Blanca López, enviados especiales).- En la segunda noche, típicamente santiagüeña, Néstor Garnica, con su violín embrujado, desplegó sus chacareras, zambas y escondidos ante un entusiasta público, que no paró de bailar.
Con la plaza Próspero Molina cubierta en un 75% Garnica deslumbró junto a sus músicos y convirtió el escenario Atahualpa Yupanqui en un patio e´ tierra de su La Banda natal.
Pero no sólo fue él, el protagonista de la velada, sino también sus coterráneos Orellana Lucca, con un estilo más mesurado, en el que se prioriza la canción, cumplieron con el objetivo de hacerse escuchar por la audiencia, quien además los acompañó dando rienda suelta a sus habilidades danzantes.
El final de la jornada tuvo como principal referente al cantautor y compositor Horacio Banegas, quien fue secundado por sus hijos Jana, en guitarra y voz; y Christian “Mono” Banegas, en bajo y voz. El trío brindó el sentimiento de sus composiciones, a pesar de su lucha permanente con el sonido, prevaleciendo su talento por sobre todos los inconvenientes.
En su actuación se dio el gusto de añadir a sus clásicos, el nuevo tema “Semillitas”, que integrará su próxima producción, y le dio espacio a Jana y al Mono para que desarrollaran sus proyectos solistas.
La noche estrellada hizo olvidar la fuerte tormenta que se desatara horas antes, fue testigo de las actuaciones de la riojana La Bruja Salguero, interpretando composiciones de su álbum “Norte”, y del jujeño Bruno Arias, levantando la plaza y cautivando con sus personales estilos a la nutrida platea. A la primera se le sumaron voces reconocidas del folklore nacional, como Paola Bernal, Mery Murúa y José Luis Aguirre.
Como es habitual, en las últimas ediciones del Festival Mayor de Cosquín, la gente escuchó y aplaudió la propuesta de Néstor Basurto, quien con sapiencia combina el folklore con aires tangueros, destacándose, más allá de los temas propios, su particular versión de “Los ejes de mi carreta”.
Con la Próspero Molina convertida en un templo, los rosarinos del Cuarteto Karé trajeron el encanto de los grupos vocales/ instrumentales, con bien arreglados y personales trabajos sobre “El cosechero”, “Todo cambia” y, con Bruno Arias como invitado, “La canción es urgente”.
Los Chimeno, Algarroba.com y Labriegos fueron los responsables del sentido homenaje al creador Félix Dardo Palorma, hermanando los sonidos cuyanos con los puntanos, teniendo siempre como referencia al maestro, de quien este año se cumple el centenario de su nacimiento. “Póngale por las hileras” le puso emotivo final al tributo.
Además, en el espacio Postales de Provincia, Misiones, con su espectáculo “Magia y selva” mostró lo mejor de esa maravillosa tierra colorada, con composiciones de grandes autores, entre los que siempre se destaca el poeta, escritor, pintor y cantor, don Ramón Ayala, con su “Cosechero”, “El mensú” y “Posadeña linda”.
Para coronar la segunda luna la recordada cacharpaya tuvo su vuelta de la mano de la Bruja Salguero y Bruno Arias, con su reconocida “Madre Tierra”.

EL FESTIVAL MAYOR DE FOLKLORE DE COSQUIN YA TIENE FECHA

cosquin2013El Festival Mayor de Folklore de Cosquín ya tiene su fecha confirmada para la edición 54º. Se desarrollará entre el 25 de enero y el 2 de febrero de 2014, según informó la oficina de Prensa de la Comisión Municipal de Folclore.

Anunciaron también que entre el 6 y el 20 de enero se realizará el popular Pre Cosquín, que reúne a voces y danza que sueñan con un mañana de éxitos y se conjugan artistas de todo el país.
Durante nueve “lunas coscoínas” se reunen en la ciudad enclavada en el corazón del Valle de Punilla cordobés, figuras del canto folklórico y popular argentino y latinoamericano, consagrados y “sueñeros”.
A su vez y en forma paralela al festival que tiene como sede el histórico escenario “Atahualpa Yupanqui” en la Plaza Próspero Molina, se distinguirán otras actividades como el Encuentro de poetas, las peñas, los espectáculos callejeros, la feria de artesanías en la Plaza San Martín donde nació el festival y la actividad musical de los balnearios.