Intensa jornada de calidad coscoína

Cosquín (por Luis Digiano, enviado especial).- En un marco de profunda comunión con el público se desarrolló la 5° luna del Festival Mayor de Folklore en Cosquín. La localidad serrana recibió a Víctor Heredia y Teresa Parodi, Ligia Piro y Susana Rinaldi, La Bruja Salguero y el Homenaje al Chango Nieto, con respeto y admiración.

Dos bises tuvieron que brindar el dúo conformado por Heredia/ Parodi, quienes recorrieron sus grandes éxitos ante un público de pie, que los ovacionó. Así pasaron “Pedro Canoero”, el nuevo tema “Tarumba”, “Sube, sube”, “Esa musiquita”, “Ojos de cielo”, “El otro país”, “Informe de la situación”, “La canción es urgente”, “Como la cigarra” y, para el final, “Razón de vivir”.

A continuación, Susana Rinaldi y Ligia Piro, madre e hija, dieron clase de canto con una selección de clásicos como “Negra María”, “Naranjo en flor”, “Desde el alma”, “Yuyo verde”, y una exquisita versión de “El día que me quieras”, conformando un dúo que se entiende y disfruta del intercambio de matices.

El soplo joven que la mixtura de A La Par Dúo le dio a Opus Cuatro fue muy bienvenido. Además de brindarle un lugar a la pareja, el conjunto logra así renovar su puesta. Se trata de una buena idea que rinde frutos. “La estrella azul”, “Alfonsina y el mar” y “Amarraditos”, se encuentran entre los mejores exponentes del cuadro.

Con un homenaje a Juan Carlos Saravia y al Chaqueño Palavecino pasó “Postales de Provincia: Salta”. Al colorido ballet, y las voces de Los Diableros de Orán y Las Voces de Orán, se sumó la del locutor Rolando Soria, quien hizo gala de su potencia en “Zamba para olvidar”. “Lloraré”, “La taleñita”, y las infaltables “La cerrillana” y “Carpas de Salta”, completaron el agradable paseo por La Linda.

Con su mensaje social y el carnaval del pueblo, La Bruja Salguero desplegó su encanto comenzando con “La Chaya de los Barrios”, para seguir con “Cinco siglos igual”, de esas interpretaciones que quedan para el recuerdo. Su espectáculo se completó con baile y la presencia de Los Arcanos del Desierto,  en un segmento tan vibrante, como el que ya habíamos presenciado en Jesús María.

Los ganadores del Pre Cosquín 2020, en Conjunto Instrumental, Quinto Espacio, de la sede Merlo y Pareja de Baile Tradicional, con Calvet/ Gomina, de la sede Junín, tuvieron también su lugar, rumbo a la Revelación.

Tras ellos subió al escenario del Anfiteatro Atahualpa Yupanqui, José Luis Aguirre, quien estrenó la “Zamba del canal” en el inicio de su set, y luego desplegó temas de su álbum “Chuncano”.

Emotivo fue el momento clave de la jornada: el Homenaje al Chango Nieto, guionado por su hija Carla, secundada por sus hermanos Luna y Hernán, éste poseedor del mismo color vocal de su padre, grata sorpresa para la Plaza.

El Chaqueño Palavecino, Sergio Galleguillo, El Indio Lucio Rojas, Destino San Javier, Daniel Altamirano, Facundo Toro, Mario Álvarez Quiroga, Las Voces de Orán, Los 4 de Córdoba, Por Siempre Tucu, Marina y Hugo Giménez, quien a su vez bailó con la nieta del Chango, fueron los encargados de recordar sus composiciones. Preciosas en el oído de todo amante de nuestra música, “A Monteros”, “Zamba del cantor enamorado”, “Himno de la Amistad”, y otras tantas fueron recorriendo gargantas y recuerdos.

Para el final quedó Riendas Libres, el combo integrado por Peteco Carabajal y sus hijos Homero y Martina Ulrich. Compactos, sacaron al público a bailar, terminando su actuación, además, con temas propios de la cosecha de Peteco, pero sin brillar como han hecho otras veces.

Cosquín 2019: Folklore enamorado en la segunda luna coscoina

Cosquín (por enviado especial Luis Digiano).- Luciano Pereyra y Destino San Javier le pusieron la cuota del “Folklore enamorado” a la segunda luna coscoína, mientras que Canto 4 comenzó a festejar sus 20 años de carrera, Peteco Carabajal hizo un repaso de su historia para luego dar paso a su nueva propuesta, Riendas Libres, y el toque de distinción de música latinoamericana y de proyección fue brindado por Dos Más Uno.
Luciano hizo gala de su espectáculo con una recorrida por sus 20 años de trayectoria con temas clásicos como “Me gusta amarte”, “Perdóname”, “Yo no te puedo olvidar”, “Chaupi Chaupi corazón”, “Y así así”, hasta llegar a “Como tú” con el coro todo el tiempo de sus seguidores.
Destino San Javier le puso su “Instinto”, título de su segundo CD, al recordar a sus padres que conformaron el trío San Javier, en las figuras de Pedro Favini y Pedro Ragone con canciones emblemáticas de la talla de “Sin ti no valgo nada”, “La Oma”, “Calle angosta” y “15 primaveras”, con un estilo bien personal.
Los hermanos Marcelo y Hugo Dellamea junto a la percusión de Ariel Sánches le dieron un toque de distinción a la velada de Punilla con su proyecto Dos Más Uno y exquisitas versiones de “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, “Amarraditos” y “La pomeña” demostrando que el legado del irrepetible Chango Farías Gómez sigue más vivo que nunca.
Mientras que en el cierre de la segunda y festiva luna coscoína, Peteco Carabajal fue el gran protagonista. Primero con un set sólo con su guitarra desarrollando un repertorio de ricas composiciones de todas sus etapas, desde Santiago Trío hasta su momento solista, pasando por Los Carabajal, los Músicos Populares Argentinos (MPA) y La Juntada con el dúo Coplanacu y Raly Barrionuevo.
De esa forma y con un clima íntimo propio de un guitarreada familiar santiagueña entonó: “A mis viejos”, “Memorial de los patios”, “El embrujo de mi tierra”, “Voy andando”, el emotivo “Como pájaros en el aire”, “Perfume de carnaval”, “Desde el puente carretero” y “Déjame que me vaya”.
En la segunda parte de su concierto mostró su nueva propuesta, Riendas Libres,  compartida con sus hijos Homero Carabajal en guitarra, y Martina Ulrich en percusión, con el agregado de la violinista Natalí Giffi, presentando los temas de su álbum “El amor como bandera”, poblado de chacareras, zambas, huaynos y escondidos.
Los salteños Canto 4 (Iván, Facundo, Juan y Rodrigo) comenzaron en el escenario Atahualpa Yupanqui a festejar sus 20 años de carrera con una recorrida con algunos clásicos de su vasto repertorio en donde no faltaron “Sombra herida”, un potpurrí de zambas con “Carpas de Salta”, “La arenosa” y “Salta de ayer”, el estreno de “Tanto te quiero”, y el final a todo ritmo con “Vienes y te vas” y “Entra a mi hogar”, con el público de pie que se quedó pidiendo un bis que no llegó.
Una muy interesante propuesta descubrimos en esta segunda luna con la presencia en escena de la santafesina Julieta Marucco, dueña de una voz bien personal, quien más allá de interpretar algunas de las composiciones de su álbum debut, también le brindó un sentido homenaje a la malograda y recordada cantora Tamara Castro con la “Zamba de amor en vuelo”, del poeta Jorge Milikota.
El ciclo “Postales de provincia” estuvo representado por la provincia de Tucumán con cantores y músicos populares de la talla de Coqui y Adrián Sosa, sobrinos de la irrepetible Mercedes Sosa a quien le brindaron un merecido homenaje a diez años de su paso a la inmortalidad con clásicos de la “negra”, y la Delegación de Santa Cruz con el lema “Hay una tierra más allá del Colorado”.
Completaron la velada el crédito coscoíno Gabriel Macías y los ganadores del Pre Cosquín: Camila Nieves de la sede Crespo, Entre Ríos en el rubro Solista Vocal Femenina, y la pareja de baile estilizada compuesta por Dolores Ardua y Jorge Gastón Vázquez, de la sede Lomas de Zamora.
Párrafo aparte para el Ballet Camin que dirige el profesor Rodolfo Uez, que en esta oportunidad, además de ponerle su personalidad a la danza en el Himno a Cosquín, compartieron una zamba con ex integrantes de la agrupación en el 30° cumpleaños del inicio de su carrera.